El 82,7% de la población cubana con esquema completo de vacunación

Al cierre del 1 de diciembre se acumulan en Cuba 28 541 948 dosis administradas con las vacunas cubanas SOBERANA 02, SOBERANA Plus y ABDALA.

Hasta la fecha, han recibido al menos una dosis de una de las vacunas cubanas SOBERANA 02, SOBERANA Plus y ABDALA, 10 181 265 personas*. De ellas ya tienen segunda dosis 9 228 438 personas y tercera dosis 8 751 182 personas.

Tienen esquema de vacunación completo 9 255 012 personas, que representa el 82,7% de la población cubana.

Cuentan con dosis de refuerzo un total de 381 063 personas, de ellas 62 680 como parte del Estudio Clínico y 318 383 como parte de la vacunación de refuerzo que se está aplicando a población de territorios seleccionados y grupos de riesgo.

*En primera dosis se incluyen los vacunados con SOBERANA Plus como dosis única.

Fuente MINSAP de la República de Cuba

De Elpidio a Media cara: El salto mortal de Ian Padrón

Ser un cineasta con una extensa obra documentalística y haber dirigido uno de los pocos filmes cubanos de temática infantil, en una adaptación criolla y contemporánea del Mark Twain de El príncipe y el mendigo es suficiente para ser motivo de admiración en Cuba. Si a eso se añade llevar el apellido y la ascendencia del autor de clásicos del imaginario nacional como el Elpidio Valdés y Vampiros en La Habana, más que más.

Pero llegar con ese aval al erial artístico que es Miami, patria del reguetón más comercial, de la televisión cloaca y donde el único audiovisual que puede ser financiado es el de la propaganda anticomunista con lenguaje de la Guerra Fría, requiere del artista, por talentoso que sea, su subordinación a la estrecha tolerancia de un mercado que sólo admite una postura si de Cuba se trata.

Y así Ian Padrón ha pasado de estar detrás de las cámaras a estar delante, de cineasta a youtuber y de artista crítico, como debe ser todo artista, a propagandista complaciente de la fauna de personajes que, financiados por Washington, han protagonizado el último período de la guerra híbrida de Estados Unidos contra Cuba: Desde Yunior García Aguilera hasta Julio César Guanche, pasando por Saily González y Laura Tedesco. Y para legitimarlo, colocando entre col y col una lechuga, el capital de sus antiguas relaciones con la vida cultural en la isla le permite atraer a algún artista residente en Cuba, que aun pueda creer en su cada cada vez más lejana cercanía con la causa de Elpidio Valdés.

Así intentó manipular a Israel Rojas, que brilló con la firmeza de su postura ante las trampas nada sutiles que le tendiera el realizador de Habanastation, y ahora se lanza en control de daños con una muchacha que con sus …años bien puestos supo sostener una coherencia discursiva sin hacer concesiones al ex partidario de los mambises que ahora pertenece a la plantilla de los rayadillos de internet.

Había que cobrarle a Elizabeth Rodríguez la terrible ofensa de decir en la televisión cubana que no dialoga con personas pagadas por los mismos que Juan Padrón caracterizara tan bien en Elpidio Valdés contra dólar y cañón y allá fue el ex Elpidio trasvestido en Media cara a cobrarle tamaña ofensa sólo para que una María Silvia del siglo XXI lo pusiera en su lugar.

Seguramente el nuevo Media cara que ya no trabaja para los panchos sino para los Mr Chains contemporáneos y parece desconocer al Mark Twain fundador de la Liga antimperialista contestará airado este breve comentario. Pero la contestación de quienes seguimos fieles a Elpidio Valdés está ya en el viento, basta actualizar ligeramente los versos de Pedro Péglez que en voz de Frank González inmortalizara Juan Padrón, para responderle por adelantado:

trágate tus palabrotas,

sucias de fango extranjero,

pues tu lengua pendenciero

lame a los panchos (y yanquis) las botas.

Tomado de Razones de Cuba

EEUU insiste en sanciones contra Cuba

El Departamento de Estado precisó este martes en un comunicado que las restricciones consisten en limitar las visas de los afectados, entre los que figuran miembros del Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, aunque no citan sus nombres, informó Prensa Latina

Según el secretario de Estado, Antony Blinken, las penalizaciones van dirigidas a quienes en su opinión socavan la capacidad del pueblo cubano para mejorar sus condiciones políticas, económicas y de seguridad, sin mencionar las consecuencias del bloqueo estadounidense en el desarrollo de la nación caribeña.

En su cuenta de Twitter el jefe de la diplomacia estadounidense, reiteró el apoyo de su gobierno a un cambio de régimen en Cuba a pesar del fracaso de los intentos desestabilizadores impulsados por la actual administración y otras anteriores.

De acuerdo con Washington, el gobierno cubano acosó a activistas e impidió la realización de una marcha prevista para el 15 de noviembre, acción previamente declarada ilícita por las autoridades de la mayor de las Antillas por pedir un cambio en el sistema socialista refrendado en la Constitución.

El día de la manifestación que no llegó a realizarse, las calles de la isla estuvieron en calma, los niños se incorporaron al curso escolar presencial, el país reabrió sus fronteras y comenzó la reapertura de los espacios socio-económicos gracias al control de la Covid-19.

En reiteradas ocasiones, Cuba ha denunciado los vínculos entre operadores políticos en su territorio y el Gobierno de Estados Unidos en el esfuerzo por imponer un golpe de Estado suave en la nación antillana a partir de un millonario financiamiento destinado a programas de subversión.

El pasado sábado, miles de estudiantes marcharon junto al presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en acto considerado ejemplo del respaldo a la Revolución y el rechazo a cualquier tipo de injerencia.

Respecto a las sanciones contra funcionarios, La Habana las considera irrelevantes desde el punto de vista práctico, pero políticamente con implicaciones, pues forman parte de la escalada agresiva impulsada desde la Casa Blanca.

Orlando Gutiérrez Boronat: dime a quién admiras y te diré quién eres

Luis Hernández Serrano.- A decir verdad, no todos los asalariados del negocio de la contrarrevolución en Estados Unidos son como el personaje de esta historia: Orlando Gutiérez Boronat. Los hay que pertenecen también a la mafia de Miami en el gran negocio de la contrarrevolución, pero al parecer son menos abominables.

Este contrarrevolucionario abogó desde Estados Unidos por aplicar en Cuba la técnica criminal del Mayor Roberto D’Abuisson, el nefasto jefe de los Escuadrones de la Muerte que asoló al pueblo salvadoreño durante diez años.

Boronat nació equivocadamente en Cuba. No ha podido cambiarse el nombre cubano, ni tiene valor para venir a combatir por la causa que dice defender aquí, sin embargo, cuando le ponen delante un micrófono y una cámara de televisión le grita horrores a los revolucionarios de la tierra que lo vio nacer y (lo peor de todo) siente admiración por las atrocidades y torturas hechas personalmente, o dirigidas, por D’Abuisson, el verdugo y descuartizador más tenebroso de Centroamérica.

Orlando Gutiérrez Boronat es un cubano arrepentido de serlo y, que, por supuesto, cobra en dólares por ser contrarrevolucionario en Estados Unidos como «militante» del gran negocio de tratar de destruir a la Revolución Cubana.

Recientemente Boronat mencionó el nombre, el apellido, el grado militar, la nacionalidad y puso como ejemplo de inspiración o estandarte para atacar a Cuba, precisamente a Roberto D’Abuisson: «Hay que seguirlo a él para acabar con Cuba», sugirió con desfachatez inaudita.

El abominable hombre de las muertes

Al militar asesino que admira Boronat no hay mejor epíteto para definirlo que un nazi de nuevo tipo. Desde su juventud se propuso escalar posiciones para vivir mejor que todo el pueblo salvadoreño.

Oficial del Ejército de una tiranía brutal instalada en su tierra natal, se formó (¿Dónde si no?) en la Escuela de las Américas de Estados Unidos, en la que alcanzó el grado de Mayor. (¡El mayor asesino descuartizador de la América Central!).

Su historial de represión, tortura y homicidio, disfrazado de lucha antiguerrillera, le proporcionó el cargo de Jefe de la Inteligencia en la Guardia Nacional salvadoreña, aunque pronto renunció a tal responsabilidad con el perverso fin de construir una institución suya más brutal, horrenda y sanguinaria todavía, para asesinar revolucionarios de su patria y de toda Centroamérica: los escuadrones de la muerte, algo así como un laboratorio ambulante de fascismo hitleriano.

A partir de 1979 comenzó a demostrar que no tenía escrúpulos de ningún tipo para exterminar a miles de hombres y mujeres jóvenes, muchos de ellos que ni siquiera estaban vinculados con los guerrilleros, solo por la sospecha de que ayudaban a los luchadores clandestinos, sobre todo a los militantes de la Juventud Socialista y del Partido Comunista.

Era tan criminal, que cuando se marchó de la Guardia Nacional se llevó consigo la relación de los integrantes de la organización Andes 21 de Junio (institución pacífica de los maestros de todo el país), donde aparecían sus direcciones particulares, sus teléfonos y una buena parte de ellos fueron exterminados, bajo su orientación directa, muchos asesinados y descuartizados.

Al parecer enseñar asignaturas culturales resultaba para D’Abuisson una tarea comunista que debía ser castigada con la castración, la tortura, la extracción de los ojos, la aplicación de la picana eléctrica, y, por último, el asesinato y el descuartizamiento, su más experta técnica eliminatoria.

Otro de su pasaporte a la muerte

Tanto era la crueldad, el sadismo, la premeditación y la alevosía de los escuadrones de la muerte, que pusieron de moda, por indicación de su creador, un despreciable, grotesco, tenebroso y espantoso método: ¡el descuartizamiento de personas!

Para ello utilizaban un matadero que durante el día procesaba carne vacuna para la exportación hacia Estados Unidos, mientras por la noche desmembraba allí hombres y mujeres patriotas, vinculados o no con la lucha revolucionaria.

Su monstruosidad llegaba más lejos. Para que resultara imposible o sumamente difícil la identificación de los asesinados, dejaban sus despojos en lugares insospechados, separados según su anatomía: cabezas, piernas y brazos, indistintamente.

Todo lo hacia y dirigía el Mayor D’Abuisson con determinado ocultamiento, hasta que por un elemental descuido de los homicidas ocurrió que un trabajador, después de preguntarse muchas veces por qué su puesto de labor no estaba como lo había dejado en la jornada anterior, encontró en la bandeja donde cortaba las piezas de las diferentes reses, ¡unos dedos humanos ensangrentados, cortados recientemente!

El crimen no cesaba, se registraban datos de 15 ó 20 asesinatos diarios, verdaderas masacres humanas. El jefe de tales escuadrones empleaba otros métodos más brutales aún, pues llegó a ordenar una mayor truculencia: meter la cabeza de un muerto en el vientre de otro, bien del esposo en el de la mujer o viceversa. Luego cosía las partes con pita, un alambre fino, o las ataba con un lazo, ¡acciones imperdonables y dantescas!

D’Abuisson era un verdadero orate, un verdugo, un salvaje, un sádico, un criminal tremebundo. Llevaba siempre una rebanadora de carne en su auto, y ante cualquier motivo se la aplicaba directamente al rostro de cualquier persona que considerara revolucionaria o simplemente no le resultara simpática.

Era un anticomunista acérrimo, al punto de creer que su principal tarea en la vida era combatir las ideas progresistas, de independencia, de soberanía, de antiimperialismo, de verdadera democracia popular y de libertad. Y cuando propuso el engendro de Los Escuadrones de la Muerte, le dijo al gobierno salvadoreño, a la Embajada yanqui y a la CIA: «Ustedes pongan el pisto, que yo pongo los muertos». ¡El pisto era el dinero!

Por eso nunca le faltó a montones. Y si sus crímenes no pudieron ser más numerosos que los de los campos de concentración hitlerianos fue porque en Europa había más personas que en El Pulgarcito de América, como por su pequeña extensión se le llamaba cariñosamente a El Salvador.

Ese es el tipo de adoración que siente Orlando Gutiérrez Boronat, el mafioso anticubano que intenta agitar las aguas de la contrarrevolución en Cuba. Es «un ejemplo a imitar para destruir a la Revolución cubana», bufa a los cuatro vientos.

Nada, que podría parafrasearse aquello de dime a quien admiras y te diré quién eres.

Tomado de Juventud Rebelde

CNN en español y EFE sobre Cuba: ¿Ingenuidad o connivencia?


Jorge Armando Hernández y Melanie Armas Arcia.- Una coyuntura política puede narrarse de muchas maneras; puede mostrarse desde diferentes aristas, en particular, en nuestros días, cuando la información se mueve a una velocidad sin precedentes y  los públicos receptores de la información se construyen, muchas veces, a partir de la inyección sistemática de noticias, en las cuales se combinan realidades con la manipulación sutil y tendenciosa, la omisión de datos, el manejo de imágenes, el mal uso de los tiempos informativos y otros recursos encaminados a  modificar la historia. De este modo, las audiencias van conformando una mirada particular a los hechos que muchas veces no coincide con la realidad, y que pretende, en la mayoría de los casos, generar en el público receptor, una posición política determinada.

Los medios de información tienen la responsabilidad de contar los acontecimientos atenidos a la verdad. Más aún, tienen el deber de mostrar la realidad con imparcialidad y objetividad, de tal manera que los ciudadanos puedan escoger de manera consciente, las fuentes a través de la cuales informarse y construir su propia versión de los hechos.

Cada vez resulta más claro que la batalla que se libra hoy contra la Revolución cubana, transcurre esencialmente en el ámbito mediático-comunicacional, muy en particular en el espacio digital, lo cual permite a sus enemigos, alcanzar con su mensaje manipulador a un elevado número de personas, sobre todo a los jóvenes. El objetivo es, sin dudas, producir el ansiado “cambio de régimen” en Cuba.

Recientemente asistimos a una nueva operación político-comunicacional de gran envergadura contra Cuba, liderada por el gobierno de los Estados Unidos y sectores anticubanos de la Florida.

Dos importantes medios: la cadena televisiva CNN en español y la agencia de noticias EFE jugaron un papel destacado. Ambos medios adelantaron sucesos, contribuyeron a la creación de un clima determinado, fabricaron la noticia aún antes de que fuera suceso.

Después de los acontecimientos del 11 de julio, ambos medios dejaron de actuar como entes informativos para convertirse en verdaderas plataformas de convocatoria y de generación de contenidos ideológicos que llaman abiertamente a derrotar la Revolución, contribuyendo con sus reportes, a presentar “un país en caos”, al borde de un “estallido social”, donde “el gobierno habría perdido la capacidad de gobernar”.

Si bien los medios suelen reportar sobre acontecimientos en marcha o que ya han tenido un desenlace, CNN en español, desde varias semanas antes del 15 de noviembre, ya “informaba” sistemáticamente sobre la supuesta situación de inestabilidad en Cuba y sobre movilizaciones que aún no habían ocurrido y una “fuerte respuesta gubernamental”. Ninguna de las dos cosas ocurriría posteriormente. La televisora mostró reportajes tremendistas, entrevistas a Yunior García, líder de la plataforma Archipiélago, donde se destacaba su figura, su trayectoria y se le presentaba como “la cara más visible de la oposición en Cuba”. CNN en español, dedicó amplios espacios a la elaboración y difusión  de esquemas descriptivos de lo que suponían que sería  el 15N.

Numerosos titulares grafican lo anterior: “Las 5 cosas que debes saber este 15 de noviembre: Cuba protesta para exigir un futuro mejor”; “El ABC de las protestas convocadas en Cuba”“Nuevo grito por la libertad en Cuba previsto para el 15N”; “Minuto a minuto: protestas en Cuba contra el gobierno” ¿Quiénes marcharán? ¿Por qué es un evento histórico?; “Esto es lo que debes saber de las protestas programadas para el 15N en varias ciudades de Cuba y del mundo”, entre otros.

Asimismo, la televisora se dedicó a entrevistar o referenciar, a otros “opositores”, entre ellos a Tania Bruguera, Yoani Sánchez, Rosa María Payá, Ramón Saúl Sánchez y Maykel Osorbo, entre otros, destacando sus pronunciamientos en favor de un “levantamiento popular” en Cuba. Igualmente, CNN en español dio particular seguimiento a las sucesivas declaraciones de altos funcionarios norteamericanos, contra Cuba (un total de 185 pronunciamientos).

Con marcada intencionalidad, CNN en español utilizó imágenes del 11 de julio mientras reportaba sobre la situación en Cuba en los días previos al 15N e incluso empleó imágenes de marchas en defensa de la Revolución que tuvieron lugar en los barrios a lo largo y ancho del país, como fondo documental de sus reportajes. Esto es sin dudas, una forma de difundir “fakenews” y de mentir burdamente.

Alentando el 15N

CNN en español sirvió de vehículo a los intereses hegemónicos yanquis, a la contrarrevolución y al vicioso clúster anticubano, en la convocatoria al 15N. Para ello reiteró un grupo de líneas de mensajes en su narrativa, que eran verdaderos llamados a romper el orden constitucional en el país. Entre las más significativas destacan las siguientes:

  • Callar o dejar la isla no son opciones.
  • Los jóvenes cubanos quieren tomar las riendas de su futuro y de su país; quieren más libertad de expresión, que se respeten sus derechos, quieren levantar sus voces y ser escuchados.
  • La asfixia que sienten los jóvenes dentro de su propia isla, donde no pueden realizar sus sueños profesionales, personales, económicos, los está llevando a pedir un cambio.
  • Exigir que se respeten todos los derechos para todos, la liberación de los presos políticos y la solución de las diferencias entre los cubanos, a través de vías democráticas y pacíficas.
  • El Estado ha enfrentado a los manifestantes con “violencia y represión”, a través de la “militarización” del país.
  • El movimiento de protestas en Cuba es imparable (…) el carro de la historia va a pasar por encima al gobierno de Cuba, porque a los jóvenes que han salido a protestar no se les puede detener.

CNN en español utilizó un lenguaje directo, incitador que sin dudas genera en el lector, la idea de un pueblo sublevado contra su gobierno, que ya no cree en él, que invita a la movilización y contrapone el discurso de los “opositores” a la posición del gobierno. Su narrativa contrasta “civismo” vs “represión gubernamental”.

EFE: Otro caso de estudio

Otro tanto ha sucedido con la agencia española de noticias EFE, la cual ha seguido una línea editorial similar a CNN en español, solo que, a la estrategia inicial de convocatoria, se sumó una beligerancia notable en los días previos a la fecha señalada para las movilizaciones. La corresponsalía se centró en cubrir casi exclusivamente, todo lo referente a “la marcha del 15N, el  ambiente generado en Cuba, el apoyo desde Miami y las esperadas movilizaciones de cubanos en más de 100 países”.

La agencia española intentó trasladar la imagen de una euforia social que conduciría a una “explosión”, algo que no ocurrió, en un claro intento por sembrar como matriz de opinión la idea de una “Cuba en situación de caos político y social”.

Adicionalmente, una semana antes del 15N, la agencia dejó de mostrar interés en cubrir otros importantes eventos ocurridos en Cuba, tales como los avances en el proceso de vacunación en el país, la recuperación de la situación sanitaria a partir de la estrategia de salud implementada en Cuba; la anunciada apertura del país al turismo y a los viajeros en general, como parte del retorno a la nueva normalidad.

El accionar parcializado y tendencioso de EFE, sin dudas articula con el más reciente plan desestabilizador del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba. EFE dispuso todo el tiempo de dos corresponsales en capacidad de moverse y reportar activamente.

Por sólo citar un ejemplo, entre el 12 y el 15 de noviembre, EFE publicó un total de 33 notas o artículos; solo el día 15, la agencia difundió 16 publicaciones.

Debe tenerse en cuenta además, que EFE, agencia que marca la pauta informativa en todo lo que publican los medios internacionales acreditados en Cuba, es la cuarta agencia de noticias más importante y la primera del mundo hispano, por lo cual su alcance como ente difusor de contenidos y noticias es muy amplio y le permite llevar su mensaje a un elevado número de usuarios con el consecuente impacto, en este caso negativo, respecto a Cuba.

Bastaría con revisar algunos de los principales titulares de EFE sobre el tema en esos días para darnos cuenta de la marcada intencionalidad política con que actuó la agencia: “Los interrogatorios policiales se multiplican en Cuba por la marcha del 15N”; “ONG denuncia ‘más de 400 acciones represivas’ en Cuba para impedir protestas”«Cuba tiene miedo de escuchar la voz de su propio pueblo»; “la retirada por parte de Cuba de las credenciales de prensa al equipo de la Agencia Efe en La Habana es un “ataque inaceptable contra la libertad de información”; “Senado pide al Gobierno que exija a Cuba la libertad de los presos políticos”; “Líderes del exilio cubano abrigan a Yunior García en su ‘destierro’ en España”; “Cuba pierde con la marcha de García Aguilera al nuevo rostro de la disidencia”, entre muchos otros.

De manera interesante, las líneas de mensajes, que destacan en CNN y en EFE son muy similares. En el caso de EFE destacan:

  • Marcha Cívica por el Cambio, una iniciativa creada por un grupo de jóvenes cubanos descontentos con el sistema de partido único y economía centralizada vigente desde hace seis décadas
  • El descontento social ha aumentado y se refleja cada vez más en cubanos, principalmente jóvenes, que expresan públicamente su disconformidad con el sistema actual, pero solo una minoría está dispuesta a salir a la calle por miedo a represalias.
  • Activistas y organizaciones denunciaron detenciones, arrestos domiciliarios e intimidaciones de las autoridades cubanas para impedir la marcha disidente del 15 de noviembre en la isla.
  • 15N neutralizado por el despliegue de las fuerzas de seguridad, visualiza a un país en el que la polarización y las causas políticas, económicas y sociales de la frustrada protesta, siguen igual de presentes.
  • Gobierno cubano desactivó la protesta con un inusual despliegue policial en las principales ciudades, mítines de repudio, detenciones de opositores y bloqueos en las casas de activistas y periodistas independientes.
  • EFE pudo comprobar la inusual presencia policial en las calles de la capital, en parques y esquinas vigiladas por agentes.

Estrategia coordinada para visibilizar la política imperial

La estrecha articulación entre ambos medios de prensa, CNN en español y EFE, con un despliegue informativo muy intenso y nocivo respecto a Cuba, sobre la base de líneas de mensajes comunes, es expresión de una estrategia coordinada por parte de grandes medios de la prensa internacional para viabilizar la política del gobierno norteamericano contra Cuba y lograr el objetivo final de destruir la Revolución y producir un “cambio de régimen” que ponga fin al modelo económico-social socialista de justicia social elegido por el pueblo cubano.

Los que –al servicio de perversos intereses de dominación- ocultaron la operación estadounidense para encubrir esta, atizar el fuego de la discordia entre cubanos y fomentar la sublevación de un pueblo contra su gobierno, sobrestimaron las posibilidades reales de la jornada prevista para el 15N y subestimaron el apoyo y credibilidad popular con que cuenta la Revolución Cubana.

Cabría apuntar que la estrategia desestabilizadora en el ámbito político-mediático, no ha sido utilizada exclusivamente contra Cuba. Ha sido igualmente probada y continúa experimentándose, contra otros procesos progresistas y contra gobiernos que no se alinean con los intereses de Washington.

Cuba ha demostrado a lo largo de la historia de su Revolución, la firme decisión de enfrentar acciones de esta naturaleza, que sirven a espurios intereses de dominación de la potencia más poderosa del planeta. Ante esta arremetida mediática contra el prestigio y la autoridad moral de nuestra Revolución, no queda otra alternativa que elevar la verdad como escudo de la nación cubana.

Como dijera nuestro José Martí,  “(…) Sobre nuestra tierra hay otro plan más tenebroso que lo que hasta ahora conocemos, y es el inicuo de forzar a la Isla, de precipitarla a la guerra para tener pretexto de intervenir en ella, y con el crédito de mediador y de garantizador, quedarse con ella. (…)

Y en respuesta a dicho plan, aleccionaba a los cubanos para el futuro por venir frente a las ambiciones imperialistas, algo  que  pudo avizorar con claridad meridiana: “La política es el arte de inventar un recurso a cada nuevo recurso de los contrarios, de convertir los reveses en fortuna; de adecuarse al momento presente, sin que la adecuación cueste el sacrificio, o la merma importante del ideal que se persigue; de cejar para tomar empuje; de caer sobre el enemigo, antes de que tenga sus ejércitos en fila, y su batalla preparada”.

 Nuestra batalla frente a tan mezquinos intereses, está preparada, justo en el mismo terreno donde pretenden librarla para despojarnos de la libertad y la independencia conquistada a base de mucha sangre de cubanas y cubanos dignos.

Tomado de Cubadebate.cu

¿Yunior García y la agresión de Estados Unidos?

Aunque el líder de Archipiélago, Junior García Aguilera, niega sus vínculos con organizaciones subversivas o agencias financiadas por el gobierno norteamericano, desde 2017 fue identificado por el Fondo Carnegie para la paz internacional, un organismo dirigido hasta marzo del 2021 por William Joseph Burns, actual director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). (Cubadebate.cu)

Asimismo, reconocidas figuras de la extrema derecha como Marco Rubio, María Elvira Salazar y Orlando Gutiérrez Boronat respaldan la marcha ilícita que ha convocado en Cuba para el 15 de Noviembre próximo.

El 12 de octubre, Yunior García reconoció ante teleSUR su relación con Timothy Zúñiga Brown, encargado de negocios de la embajada de Washington en La Habana, pero omitió los nexos con Alexander Augustine Marceil, funcionario de Asuntos cubanos del Departamento de Estado norteamericano quien ha cumplido misiones temporales en países en conflicto como Sudán del Sur, Kenya y México. Ha visitado Cuba en tres ocasiones entre los años 2019 y 2021, a su llegada a La Habana ha tenido encuentros con miembros de la contrarrevolución interna.

¿ Qué más se sabe de Alexander Augustine Marceil?

En una denuncia de los planes de Junior y su proyecto Archipiélago se vieron imágenes del intercambio en La Habana entre Yunior García Aguilera y el funcionario norteamericano Alexander Augustine Marceil. (Facebook Humberto López)

Pequeña búsqueda indica que Alexander Augustine Marceil es Primer Teniente del Ejército de los Estados Unidos.

En cierta ocasión dijo públicamente:

«Estoy especialmente interesado en la conexión entre los asuntos civiles y la inteligencia militar. También me gustaría desempeñar un papel en la formación de soldados de asuntos civiles, especialmente con nuestras asociaciones militares.»

Alexander Augustine-Marceil se graduó del Centro de Excelencia de Inteligencia del Ejército de EE.UU. como oficial de Inteligencia en diciembre de 2010. Asistió además al Instituto de Servicio Exterior del Departamento de Estado en enero de 2011 y se graduó del Centro y Escuela Especial de Guerra John F. Kennedy como oficial de asuntos civiles en mayo de 2011.

¿Cuáles son las funciones de un Oficial de Asuntos Civiles del ejército de los Estados Unidos? Una rápida visita al sitio www.goarmy.com ayuda a tener una idea más exacta:

«Como Oficial de Asuntos Civiles, serás el enlace entre el Ejército, las autoridades civiles y las comunidades. Aprenderás de las culturas locales y su gobierno para apoyar las operaciones civiles-militares, y estarás al mando de las operaciones de las fuerzas armadas combinadas en tiempos de conflicto, guerra o paz. También coordinarás el empleo de soldados de asuntos civiles en todos los niveles de mando, tanto en EEUU como en operaciones multinacionales.»

¿Yunior lo ignora y no tiene nada que ver con los servicios de inteligencia de los Estados Unidos?

Los mercenarios desconocen el honor

Norelys Morales Aguilera.─ Poco a poco va cayendo el honor, si lo ha tenido alguna vez, de un pacifista tarifado como Junior García Aguilera, su proyecto Archipiélago y compañía (que aquí bien es CIA). Todo un discurso patriotero que desconoce el bloqueo de Estados Unidos a Cuba cae en tierra de terroristas. Así se ve debajo en los tuits. La marcha por el cambio que están convocando chupa del terrorismo. No es pacífica.

Resulta que su cómplice Saily González Velázquez pide y acepta ayuda de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) que es una organización extremista con sede en Miami, en el estado de Florida, Estados Unidos creada con el fin de derrocar la Revolución Cubana mediante actos terroristas contra la isla y su pueblo. No se pueden desprender de su pasado terrorista con el apoyo incondicional a asesinos como Luis Posada Carriles y Orlando Bosh.

Dicha organización fue creada el 6 de julio de 1981. Sus fundadores tenían orígenes comunes, habían pertenecido a las estructuras armadas y políticas del dictador Fulgencio Batista y Zaldívar, mercenarios de la Brigada 2506 e integrados a grupos terroristas anticubanos, así como prestaban servicios a la CIA en sus planes contra Cuba. (Ecured)

García Aguilera acepta el apoyo de un connotado terrorista como Ramón Saúl Sánchez, sobre quien pesa en Estados Unidos la posibilidad de deportación por terrorismo y Cuba conoce bien de sus acciones desde la meca contrarrevolucionaria y terrorista de Miami. Sánchez, estuvo vinculado al asesinato de Carlos Muñiz Varela en Puerto Rico, intentó asesinar al canciller Raúl Roa Kourí, participó en el secuestro de pescadores y el hundimiento de embarcaciones cubanas, ha pertenecido a una decena de organizaciones terroristas, entre ellas la Organización para la liberación de Cuba, Omega 7, CORU, Alpha 66, Frente Nacional de Liberación de Cuba, Jóvenes de la Estrella y Movimiento Democracia, ente otras y para completar si no bastara, fue amigo de Orlando Bosch y Posada Carriles. (Facebook)

Se complotan con personajes que piden intervención armada de Estados Unidos en Cuba como Orlando Gutiérrez Boronat que no ha dejado de conspirar contra Cuba, a lo que hay que añadir el millón de dólares que Estados Unidos le entregó en septiembre, por no hablar de otras partidas.

Todo esto por no hablar de otras entidades internacionales de la derecha, la CIA y el gobierno de EE.UU., que vale dejar para otro post.

García Aguilera maneja bien el arte de la manipulación. En una de sus peroratas supuestamente pacifistas y victimizándose indicó que: «Es obvio que nadie nos paga un centavo.». Pero, lo que es obvio es que recibe entrenamiento, financiación y apoyo del gobierno de Estados Unidos a través de la NED, entre otras organizaciones y los terroristas ya citados.

No es honorable hablar de una marcha pacífica en Cuba cuando la apoyan y financian organizaciones y personas claramente terroristas de una potencia extranjera, que quiere acabar con el socialismo en Cuba, cuya hipocresía es total cuando sanciona dicho proceder en su país con cárcel.

Nada, que Yunior García Aguilera no tiene honor porque esa categoría moral la desconocen los mercenarios entrenados por los Estados Unidos.

Las máscaras caen


Enrique Ojito.─ Un dramaturgo que intenta ser “agente de cambio”, formado en la escuela de las “revoluciones de colores”, lidera la convocatoria a una marcha el 15 de noviembre en Cuba, con fines desestabilizadores

¿Qué hacía, en la cuarta versión del taller Diálogos sobre Cuba, Yunior García Aguilera, hoy el rostro visible de la marcha anunciada para el 15 de noviembre, denegada por las autoridades locales debido a la ilegitimidad de sus propósitos? ¿Quiénes convocaron y asistieron a la cita en la capital española? ¿Es tan santo como se pinta este actor y director de teatro, nacido en Holguín?

Caballeroso como el que más, García Aguilera accedió a la invitación para intervenir en el evento que les formulara a él y a otros mercenarios la politóloga Laura Tedesco, vicedecana de Humanidades en la Universidad de Saint Louis (campus Madrid) y directora, junto a Rut Diamint, del proyecto de investigación Tiempo de cambios y el nuevo rol de las fuerzas armadas en Cuba, de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), de Argentina.

De la comunión ideológica entre ambas académicas, obsesionadas en emitirle el certificado de defunción al proyecto político de la nación antillana, resultaron los artículos “Atrapados en Cuba”, “Gatopardismo en Cuba” y tantos otros, publicados en http://www.openDemocracy.net, web británica financiada por la Fundación Ford y la Open Society Foundations (OSF), uno de los instrumentos protagónicos de la agenda injerencista internacional de Washington. Fundada por el multimillonario George Soros, la OSF ha apostado por las llamadas “revoluciones de colores” para llevar a la sepultura determinados gobiernos, estrategia aplicada en países de Europa del Este, en las denominadas Primaveras Árabes y contra procesos de izquierda en Latinoamérica.

Precisamente, en uno de los textos socializados por el sitio digital, el binomio Tedesco-Diamint inquiría sobre el caso cubano: “¿Piensan los miembros del Partido Comunista y los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias que podrán mantener la estabilidad política y la paz social en medio de un estancamiento económico que puede agravarse cuando el régimen venezolano colapse completamente?”.

A rajatabla lo preguntan en el artículo “Cuba ¿final a la deriva?” difundido en mayo del 2019; poco más de cuatro meses después, el taller madrileño, al que también asistió el profesor Richard Youngs, experto del tanque pensante Fondo Carnegie para la Paz Internacional.

Ni crean que Youngs disertó sobre el teatro contemporáneo en Estados Unidos o en el Reino Unido —podría haberle dedicado un tiempito, al menos, al Nobel de Literatura (2005) Harold Pinter—. El también experto del Global Think Tank, radicado en Washington, colocó sobre la mesa de análisis el rol de las Fuerzas Armadas en los países de América Latina y habló sobre el poder transformador del activismo político. Los asistentes conocieron de su prolífica obra y, en particular, de uno de sus libros acerca de la democracia, movimientos cívicos y procesos contrarrevolucionarios en Europa a raíz de las “revoluciones de colores”.

Pero, tamaños “profes” contaron con más de un alumno en aquel curso de formación de “agentes de cambio”. Para quien lo dude, en openDemocracy, Tedesco y Diamint subrayaron: “Miguel Díaz-Canel apuesta por el inmovilismo (…). Y, sin embargo, el cambio será inevitable. No sabemos cuándo, ni cómo, ni quién lo impulsará o lo llevará a cabo”.

No sorprende, entonces, que en la lista de invitados a Madrid aparecieran Manuel Cuesta Morúa, Reinaldo Escobar (esposo de Yoani Sánchez) y Yanelis Núñez Leyva, directora ejecutiva de un proyecto con People In Need, organización checa financiada por el Departamento de Estado para subvertir la Revolución cubana.

Contratado por la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés) para impulsar sus proyectos subversivos en la Mayor de las Antillas, y con vínculos con la Agencia Internacional para el Desarrollo (Usaid), Cuesta Morúa integró la relación de mercenarios que usurparon el nombre de Cuba y fueron aceptados para asistir en los Foros Paralelos de la VII Cumbre de las Américas, celebrada en Panamá en abril del 2015.

Cuba demostró que Manuel Cuesta en el 2014 devino instrumento de la NED y del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), con sede en Argentina, para realizar un foro y montar un show mediático en el contexto de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, desarrollada en enero del 2014 en La Habana.

Ese propio año, el Cadal invitó a tierra bonaerense al periodista Reinaldo Escobar, director editorial de 14ymedio —plataforma digital de la industria mediática anticubana— y asalariado de los fondos federales estadounidenses, a pesar de que no lo confesara en una entrevista con la revista Ñ, del diario Clarín, durante la visita a la nación austral.

Está demostrado que antes de ir a Madrid, Yunior García viajó a Argentina en febrero del 2018 a las sesiones del proyecto investigativo Tiempo de cambios…, auspiciado por la UTDT, a cuyo claustro pertenece Diamint, coordinadora de iniciativas en materia de la defensa, liderazgo político y la democracia, para la Fundación Ford y la OSF.

Según refiere el sitio web de la casa de altos estudios, dicho proyecto —desconocedor de que las FAR y la Revolución cubana son montaña y río de la misma sierra— “busca (e) informa a actores disidentes y críticos, con las fuerzas armadas revolucionarias de Cuba (FAR) de dos maneras diferentes. Por una parte, comunica estrategias a actores relevantes de ese campo disconforme, acerca de la necesidad de conocer el rol de las fuerzas armadas, su papel en el gobierno y su posible papel en un proceso de cambio. Por otra parte, ofrece alternativas para una futura inserción de las FAR en vistas de una apertura política”. ¿Quién niega que esta línea de pensamiento no se aviene a una versión tropical de la Revolución de Colores?

Al taller argentino asistió, además, Cuesta Morúa, de sólidos vínculos con Gabriel Salvia, director general del Cadal, quien solicitó respaldo internacional a la marcha convocada para el 15 de noviembre, no autorizada por Cuba debido a sus fines desestabilizadores y apegada a la cartilla del llamado “golpe suave”, que persiste en la agenda de la Casa Blanca contra la isla.

Aseguran que otra que anda soltando candela por la boca, ante la posición de las autoridades cubanas, es la mentora de Yunior García, la catedrática Tedesco; aunque su discípulo no la ha recriminado por ello y siga aferrado a su discurso de “civismo” y de defensa al supuesto derecho a la manifestación pacífica violentado.

Con ciertos indicios de padecer delirium tremens, la activista política (es más que la eminente doctora en CienciaPolítica por la Universidad de Warwick, Reino Unido) se adelantó en anunciar la caída del monumento de José Martí a la sombra de la alta torre del memorial habanero al escribir, a cuatro manos con Diamint, el artículo “En Cuba, el unicornio azul se perdió, la Revolución también”, a raíz del surgimiento del denominado Movimiento San Isidro (MSI), aupado por la Embajada de Estados Unidos en La Habana, y los sucesos del 27 de noviembre del 2020 (27N), cuando personas con reclamos diversos —incluidas las empecinadas en abortar el proyecto político cubano y creadores dignos— se congregaron frente a la sede del Ministerio de Cultura (Mincult).

Justamente, el nombre de Yunior García cerraba la lista de participantes propuesta por un grupo erigido en voz de todos los reunidos en el Mincult, enviada el 3 de diciembre en un mensaje electrónico, calificado de “insolente” por ese ministerio, con la pretensión de “imponer, de modo unilateral, quiénes, con quién y para qué aceptarán dialogar”.

Luego del fallido MSI, del 27N y de las protestas del 11 de julio —García Aguilera organizó un intento de toma del Instituto Cubano de Radio y Televisión—, el director teatral se ha sumado a Archipiélago, un proyecto subversivo y de genes anexionistas, de cuyo Consejo Deliberativo forma parte, junto con el terrorista, radicado en la Florida, Orlando Gutiérrez-Boronat, quien ha solicitado a voz en cuello una intervención militar en Cuba, liderada por Estados Unidos.

Para no defraudar a sus mentores españoles y argentinos, el dramaturgo encabeza la convocatoria de la provocación del 15 de noviembre, en línea con la instrucción 167 del manual del “golpe suave”, de Gene Sharp: “‘Ataques’ no violentos: invasiones; se comienza con una marcha y se toma posesión pacífica de un lugar o un inmueble”.

En fin, este es el “Mesías” que nos convida a arrepentirnos, que nos convida a tanta mierda —como advertiría el poeta— y así darnos un rinconcito en sus altares.

Caen caretas de pacifistas tarifados

Estados Unidos advirtió este viernes que responderá, posiblemente con sanciones, si se «violan los derechos fundamentales» del pueblo cubano o se procesa a los promotores de la marcha cívica opositora convocada para el 15 de noviembre en Cuba.

Así lo indicó en una entrevista con Efe Juan González, el principal asesor para Latinomérica del presidente estadounidense, Joe Biden, después de que la Fiscalía cubana amenazara con imputar delitos a los convocantes de esa marcha opositora en caso de que la lleven a cabo.

El 82,7% de la población cubana con esquema completo de vacunación

Al cierre del 1 de diciembre se acumulan en Cuba 28 541 948 dosis administradas con las vacunas cubanas SOBERANA 02, SOBERANA Plus y ABDALA. Hasta la fecha, han recibido al menos una dosis de una de las vacunas cubanas SOBERANA 02, SOBERANA Plus y ABDALA, 10 181 265 personas*. De ellas ya tienen segunda … Sigue leyendo El 82,7% de la población cubana con esquema completo de vacunación

De Elpidio a Media cara: El salto mortal de Ian Padrón

Ser un cineasta con una extensa obra documentalística y haber dirigido uno de los pocos filmes cubanos de temática infantil, en una adaptación criolla y contemporánea del Mark Twain de El príncipe y el mendigo es suficiente para ser motivo de admiración en Cuba. Si a eso se añade llevar el apellido y la ascendencia … Sigue leyendo De Elpidio a Media cara: El salto mortal de Ian Padrón

EEUU insiste en sanciones contra Cuba

El Departamento de Estado precisó este martes en un comunicado que las restricciones consisten en limitar las visas de los afectados, entre los que figuran miembros del Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, aunque no citan sus nombres, informó Prensa Latina Según el secretario de Estado, Antony Blinken, las penalizaciones van dirigidas … Sigue leyendo EEUU insiste en sanciones contra Cuba