CON EL MACHETE Y LA VIRGEN

A pesar de un intenso aguacero en la capital cubana la noche del sábado se efectuó “la más bonita procesión de todos estos años” dedicada a la Patrona de Cuba, la virgen de la Caridad del Cobre, según el cardenal Jaime Ortega. Vestidos en su mayoría de amarillo, el color simbólico de la Caridad del Cobre, los creyentes siguieron la imagen que recorrió en una urna de cristal varias calles del barrio de Centro Habana, algunos con paraguas y ramos de girasoles. Otras 90 peregrinaciones se efectuaron en la Isla e incontables hogares esperaron la llegada de la fecha en que hiciera su aparición la deidad en aguas de la bahía de Nipe (oriente cubano) en 1612.

“No hay patria sin la Caridad del Cobre” dijo en cierta ocasión el escritor Jorge Mañach. El Cobre es el lugar donde se halla el mayor santuario isleño dedicado a su virgen. Existen relatos contradictorios en cuanto a la aparición de la Virgen de la Caridad del Cobre en las aguas de Nipe. Unos dicen que ocurrió durante una tempestad y otros que fue en día claro, tranquilo y luminoso. La primera versión, que es también la más extendida, consigna que la imagen sagrada, avanzó sobre las olas, en pie ricamente ataviada y sin mojarse sus vestiduras, para proteger a tres pescadores que tripulaban una pequeña embarcación a punto de zozobrar, agregando además que esos tres tripulantes se nombraban Juan el Indio, Juan el Negro y Juan el Blanco. Los “tres Juanes”

Al verificarse el proceso sincrético, mediante el cual los negros africanos llevados como esclavos a la mayor de las Antillas, identificaron los santos de sus tierras de origen, con las imágenes del culto católico, cupo a la Virgen de la Caridad encarnar a Oshun, sin duda, uno de los orishas de mayor poder de convocatoria entre los creyentes de la santería cubana. A lo largo de los siglos se ha consolidado el mito de la Virgen de la Caridad, el amor por Oshun, a quien en pícara confianza cualquiera puede invocar como “Cachita”, según el escritor Bladimir Zamora. Los músicos suelen invocarla como Santa Cecilia.

La medalla de la Virgen ha llegado a equipararse a los otros símbolos de la nacionalidad como el Himno Bayamés y la bandera tricolor. Cuenta el párroco Gustavo Carles que las páginas de las guerras de independencia de Cuba están llenas de devoción a la Virgen de la Caridad y los mambises (luchadores anticolonialistas) corrían a la manigua con algún recuerdo de la Virgen que consistía muchas veces en una cinta del tamaño de la imagen. Se cuenta que Céspedes, el Padre de la Patria, hizo su primera bandera con la tela del altar de la Virgen que su esposa había levantado en su casa y cuando llego triunfante al Cobre en 1868 entro en el santuario, “y ante el altar de la Virgen de la Caridad, él y su tropa oraron de rodillas y le rindió su espada mambisa”.

La devoción a la Virgen de la Caridad del Cobre está muy presente también entre los grandes paladines de las guerras por la independencia. Agramonte cargaba el machete con el grito “!Que la Caridad del Cobre nos ilumine!” y a Maceo, cita el general Miró, que agotado el parque alguien le preguntó para insinuarle la retirada, “¿y con qué vamos a cargar?” y el general Antonio Maceo le respondió: “Vamos a cargar con el machete y con la Caridad del Cobre”. Mariana Grajales, la insigne madre de los Maceo, delante de la imagen de la Caridad les tomó a sus hijos el juramento de luchar por la independencia de Cuba.

En el año 1959 el Ejército Rebelde bajaba de las montañas, recorría la geografía cubana y empezaba la Revolución con la medalla de la Caridad y el rosario al cuello. En abrumadora mayoría los cubanos sienten que la Virgen de la Caridad del Cobre, Oshun o Santa Cecilia los sigue acompañando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s