Cuba en alerta máxima y densa espera

Norelys Morales Aguilera

Todos los medios noticiosos nacionales de Cuba están informando a los pobladores detalles de las medidas que toman las autoridades locales a fin de la evacuación de personas y el resguardo de recursos de todo tipo.

Desde que los meteorólogos dieron informes de las características y peligrosidad del huracán Ike, no importa que las personas sepan lo que deben hacer, se les recuerda por todas las vías.

Los centros de trabajo, que han movilizado a los imprescindibles para las labores que ejecutan de protección, se están preocupando y tomando medidas para socorrer a quienes podrían tener afectaciones por lluvias o por vientos, así como con aquellos que deberán evacuarse a refugios previamente acondicionados o casas de amigos o familiares, un importante porcentaje, dentro del número de los que prevén por su seguridad o la de sus medios.

Recientemente, en su programa Aló Presidente, el presidente Chávez bromeó diciendo que los cubanos protegen hasta sus gallinas, y no es broma, es cierto. Aguardan pérdidas que serán menores en las medida en que en estas horas se haga el máximo esfuerzo, con disciplina y confianza. ¨Ya veremos lo que sucede¨, es lo que se dice en la densa espera.

La ANSA informa que el huracán Ike, que desde anoche alcanzó fuerza 4 y fue calificado como “extremadamente peligroso”, se dirige hoy hacia Cuba, que está en estado de alerta, y amenaza también a Haiti, arrasada por el paso de “Gustav”.

La parte más oriental de Cuba está en estado de alerta ante el arribo previsto para esta noche de “Ike”. El meteoro está desde esta mañana en la zona de las costas de Bahamas, con vientos que alcanzan una velocidad de 215 kilómetros por hora.

Reuters informó que Meteorólogos dijeron que Ike podría ganar más fuerza antes de llegar a Cuba en la tarde del domingo, amenazando seriamente los campos de caña de azúcar, hoteles turísticos de Varadero y los edificios coloniales de La Habana.

La densamente poblada zona de Miami y Fort Lauderdale, en el sur de Florida, no estaba fuera de la ruta de Ike, un huracán categoría 3, por lo que se les ordenó a los visitantes evacuar la cadena de cayos a partir del sábado.

Se espera que Ike se dirija hacia el Golfo de México, imitando la ruta del huracán Gustav y afectando la zona que produce un cuarto del crudo estadounidense, para luego pasar por Nueva Orleans, que fue inundada y traumatizada por el huracán Katrina tres años atrás.

Las compañías petroleras habían comenzado a enviar a sus trabajadores de regreso a las plataformas marítimas que fueron evacuadas antes de que Gustav llegara a Luisiana el lunes, al oeste de Nueva Orleans. Sin embargo, Shell Oil Co. dijo el sábado que había detenido el regreso en caso de que se necesiten nuevas evacuaciones.

Mientras más se adentre Ike en Cuba, estará más debilitado cuando reaparezca sobre el Golfo de México en las próximas 72 horas, dijo el Centro Nacional de Huracanes desde Miami. Pero se espera que al regresar al agua recupere rápidamente su intensidad.

2 pensamientos en “Cuba en alerta máxima y densa espera

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s