Ayuda de EEUU-Cuba: cuando no se puede esperar ni decencia

Por Norelys Morales Aguilera

Si usted va al buscador de Google e introduce la opción ¨rechaza Cuba ayuda Estados Unidos¨ y luego, al revés ¨Estados Unidos rechaza pedido Cuba¨ encontrará una relación de 120 a 19 en favor de la primera. De modo que la visión de Washington es la que está primando en la información. Según tal enfoque el gobierno de la Isla es genocida, como se han encargado de confirmar sus exiguos corifeos en La Habana y también se difunde sospechosamente.

Hay al menos una pequeña gran trampa en todo esto. El mundo sabe de grandes estragos en el archipiélago. Elisabeth Byrs, de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, en conferencia de prensa en Ginebra, dijo que el huracán Ike dejó entre $3,000 millones y $4,000 millones en destrozos a la agricultura, la red eléctrica, los edificios públicos y las viviendas. Más de 140,000 estructuras fueron dañadas por el huracán, afirmó.

Tomemos tal cifra que la realidad supera con creces según alguien que está en la Isla. Ello ha sido suficiente para que varios gobiernos envíen ayuda y otros, coordinando con las autoridades, a quienes no se les puede negar su eficiencia envían lo más requerido, como materiales de construcción, medicinas y alimentos. Otros, modestamente, han hecho donativos monetarios.

El gobierno de Estados Unidos no puede hacer tal cosa. En su Oficina de Intereses en La Habana que en menos de 24 envía una cartica de Marta Beatriz Roque al mismísimo emperador Bush y este le responde, se han mareado mirando el ir y venir de las olas en el Malecón habanero, mientras son muy diligentes con los grupitos que apadrinan.

Ellos tan ágiles para mandar soldados demostraron su lentitud hacia Nueva Orleáns. La Señorita Rice –el arroz es blanco y ella compraba zapatos mientras negros y pobres morían por el Katrina- aseguró que no es momento para levantar el embargo. Al mismo tiempo nos aclara el asunto.

Rice dijo que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dejó en claro que Washington sería “receptivo” con el Gobierno cubano si es que estaba preparado para liberar prisioneros políticos y sostenía un proceso de elecciones libres y justas, entre otras reformas. (Reuters). ¡Vaya idea de humanitarismo en medio de un desastre al ser Cuba afectada por cuatro eventos meteorológicos en un breve lapso!.

Por otro lado, para la Casa Blanca el gobierno cubano no tiene legitimidad alguna y que el borracho de Bush se reúna con Raúl Castro es darle el aval del Presidente de Estados Unidos. Cuba no está pidiendo a esa nación ni siquiera los 90 días ¨humanitarios¨ de Obama, solo que viabilice la venta de alimentos y eso se condiciona en estas circunstancias a cambios políticos y a una inspección nada más y nada menos que de ¨ expertos ¨ de la USAID, de probada ineficacia en términos de ayuda desinteresada y la cual dispone de millones de dólares por orden presidencial, para acabar con la Revolución cubana, aún ejerciendo el terrorismo.

En la Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba del día 11 de septiembre se hacen algunas preguntas y se afirma que el Gobierno de los Estados Unidos se comporta cínicamente. Intenta sugerir que está desesperado por cooperar con Cuba y nosotros nos negamos, dice el Ministerio de Exteriores. Miente sin escrúpulos.

¿Por qué el Gobierno de los Estados Unidos insiste en el pretexto de hacer una inspección en el terreno cuando resulta amplia y evidente la información difundida sobre las graves afectaciones provocadas por los huracanes a Cuba?

¿Por qué pone como condición el envío de un equipo de inspección, algo que no ha hecho ningún otro país de las decenas que ya nos brindan su cooperación generosa?

¿Por qué el Gobierno de los Estados Unidos se niega a permitirle a Cuba que compre allí materiales para reparar viviendas, cubiertas para techos o componentes para restablecer las redes eléctricas?

¿Por qué prohíbe a empresas norteamericanas, y a sus filiales en cualquier país, ofrecerle a Cuba créditos privados para comprar alimentos, que son hoy imprescindibles para garantizar la alimentación de la población afectada y reponer las reservas del país en previsión de nuevos huracanes?

Es que ni siquiera decencia podemos esperar del gobierno de Estados Unidos.

2 pensamientos en “Ayuda de EEUU-Cuba: cuando no se puede esperar ni decencia

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Norelys, voy a publicar este articulo mañana en mi blog.Te van a llegar muchos peronistas, pero vos no te preocupes, son todos los que fueron a saludar a Fidel en su ultimo cumpleaños.Un abrazo.
    Sigue el mal tiempo has visto?. En Bolivia digo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s