Entrevista con el presidente paraguayo

Fernando Lugo habla sobre las relaciones de Estados Unidos con América Latina, la guerra de Irak, la teología de la liberación y su experiencia como “obispo de los pobres”

Los líderes mundiales se reunieron en Nueva York para asistir a la 63º Asamblea General de las Naciones Unidas. Su miembro más reciente es Fernando Lugo que fue investido el mes pasado como presidente de Paraguay. Fernando Lugo ha sido sacerdote y tiene mucho conocimiento de la teología de la liberación. Lo llamaban “el obispo de los pobres” y era conocido por organizar manifestaciones contra el gobierno y luchar por los derechos de los campesinos. Tras renunciar a su cargo de obispo a finales de 2006, participó en la campaña electoral y ganó las elecciones con una plataforma orientada a la reforma agraria y a la lucha contra la corrupción.

AMY GOODMAN: Presidente Lugo, bienvenido a Democracy Now! y bienvenido a Estados Unidos. Usted es el presidente más nuevo del mundo. ¿Cuál es el mensaje que trae a la comunidad mundial en las Naciones Unidas?

FERNANDO LUGO: Gracias por esta invitación. Creo que Paraguay está renaciendo a una nueva República, a una nueva visión del mundo. El Paraguay está cambiando porque la ciudadanía paraguaya en su mayoría, el 20 de abril, decidió cambiar el rumbo político de la historia en nuestro país. Y decirle a la comunidad mundial que Paraguay se integra totalmente a la comunidad mundial.

Deseamos una comunidad integrada, sin exclusiones; y también nuestra comunidad nacional recupera su dignidad. Nos daba vergüenza escuchar que Paraguay era uno de los países más corruptos del mundo. Hoy día, en Paraguay, vamos a dar muestras evidentes de ello y va a ser unos de los países más transparentes y honestos en su administración pública.

JUAN GONZÁLEZ: Obviamente usted enfrenta muchos desafíos, el 70% de la tierra cultivable está controlada por el 1% de la población, ¿qué piensa hacer en cuanto a reforma agraria, sobre todo cuando no tiene mayoría propia en la legislatura nacional?

FERNANDO LUGO: La sociedad paraguaya y los estamentos de la sociedad paraguaya creo que han llegado a una cierta madurez. Creo que ha llegado el momento en que los paraguayos nos sentemos alrededor de una mesa y podamos definir nuestro presente y nuestro futuro. En referencia a la reforma agraria, esta misma situación. Ya hemos tenido una primera reunión entre campesinos sin tierra, las instituciones estatales, los técnicos y los propietarios de las tierras. Nos hemos sentado a dialogar, sin muchas diferencias. No nos asustan las diferencias ni el disenso.

Yo creo que mientras haya la voluntad para poder sentarnos a conversar con la herramienta del diálogo y elaborar consenso es posible que nosotros mismos podamos diseñar una reforma agraria integral que favorezca a esa gran mayoría de sin tierra que existe en el Paraguay.

AMY GOODMAN: A usted lo llamaban “el obispo de los pobres”, ¿piensa ser el presidente de los pobres?

FERNANDO LUGO: El presidente de todos los paraguayos, en primer lugar, sin exclusiones. Pero si hay que tener preferencias, serán los indígenas y los más pobres del país que siempre estuvieron excluidos de todos los proyectos y programas de la Nación.

JUAN GONZÁLEZ: Poco después de que usted tomó posesión de la presidencia, hubo informes de un intento de golpe, un intento de derrocarlo por parte de algunos líderes clave del gobierno y de las fuerzas armadas. ¿Qué ha pasado respecto de esas acusaciones? ¿Y usted teme algún otro intento en su contra?

FERNANDO LUGO: Yo creo que actualmente a nadie se le va a ocurrir en ningún país de América Latina hacer un golpe de estado, y menos aún con la participación militar. La experiencia de UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas), una experiencia nueva, una experiencia solidaria de países que vivimos al Sur del continente, que tenga una agilidad para reaccionar ante eventos de esta naturaleza, dentro de la región, va a ser fundamental.

Yo creo que Paraguay, la clase política paraguaya, estuvo acostumbrada a conspirar constantemente, y a los que detentaban el poder durante más de sesenta años les cuesta hoy día decir y entender que ya no están en el poder. Les cuesta perder el privilegio, por eso intentarán de algunos modos…pero creo que es recuperar la institucionalidad y, al mismo tiempo, fortalecer la democracia en el país el gran objetivo, hoy día, de nuestro gobierno.

AMY GOODMAN: Hablando de intentos de golpe, Presidente Lugo, uno de sus primeros actos después de asumir la presidencia fue ir a Chile, con los presidentes de toda América Latina, para lidiar con la situación en Bolivia. ¿Qué es lo que está sucediendo? ¿Qué piensa usted tiene que suceder? ¿Y qué tiene que decir respecto del papel de Estados Unidos en América Latina?

FERNANDO LUGO: Yo creo que Estados Unidos es consciente de su rol, de su papel, no solamente para América Latina sino en el mundo. Sigue siendo un país muy importante, un país poderoso, económicamente, políticamente… Ha dado muestras de democracia con sus falencias, con sus luces y sus sombras, y yo creo que los países de América Latina hoy han obtenido su madurez como para de alguna manera poder decir “somos libres”. Después de 200 años de autonomía, de independencia política hoy podemos decir que estamos recuperando el valor de la soberanía, el valor de la independencia. Y creo que el rol de Estados Unidos es un rol de relacionamiento equitativo, justo, de igual a igual con los países tanto pequeños como grandes del continente y del mundo.

JUAN GONZÁLEZ: Usted enfrenta, obviamente, no sólo al país gigantesco que es Estados unidos, sino que además tiene un país muy grande como vecino, es decir Brasil, y ha habido algunos conflictos en el pasado entre Paraguay y Brasil, concretamente en relación con la cuestión de la energía hidroeléctrica (Itaipú) y los tratados entre Paraguay y Brasil, que usted considera desiguales. ¿Qué piensa hacer en relación con eso? ¿Y piensa que podrá llegar a un acuerdo con el presidente Lula y el gobierno de Brasil?

FERNANDO LUGO: Nuestro afán no es enfrentar a ningún país pequeño o grande. Nuestro afán y nuestra tarea es simplemente relacionarnos con todos los países, tanto pequeños y grandes, pero de igual a igual. Así como hace una semana hemos conversado con Lula, el presidente Lula de Brasil, con su equipo de técnicos, de diplomáticos y de igual a igual nos hemos sentado a una mesa en donde hemos puesto sobre la mesa todas las dificultades, los problemas, los cuestionamientos…en referencia a Itaipú. De igual manera lo haremos con cualquier otro país pequeño o grande de cualquier parte del mundo si existen estas diferencias que nosotros notamos.

Con el Brasil nos unen relaciones históricas. Creemos que América Latina y, sobre todo Paraguay recuperando su dignidad como Nación, tiene la capacidad de relacionarse de igual a igual y de solucionar diplomáticamente, con las herramientas del diálogo franco, abierto y sincero, todas las diferencias que podamos tener con cualquier país del mundo.

AMY GOODMAN: Presidente Lugo, cuando nosotros entrevistamos al presidente Morales, poco después de que usted fuera elegido, le preguntamos qué tenía para decirle, y él dijo “Bienvenido al eje del mal”, bueno, en realidad, dijo “Bienvenido al eje de la Humanidad” ¿Cuál es su respuesta?

FERNANDO LUGO: Yo creo que hay expresiones como “ejes del mal” que no son muy felices hoy en calificarnos así, entre países hermanos. Yo creo que el presente y el futuro lo tenemos que mirar con optimismo y esperanza, porque la mayoría de los ciudadanos que pueblan nuestros países, los indígenas, los más pobres, los campesinos no hablan de esa confrontación sino más bien de una construcción de un mundo mucho más igualitario, mucho más equitativo, mucho más digno, mucho más humanitario. Bienvenidos, sí, a todos los mandatarios del mundo a seguir construyendo. Y por eso venimos a las Naciones Unidas, porque queremos construir juntos el planeta que nos merecemos todos los humanos en vivir en este momento actual.

JUAN GONZÁLEZ: Ya que hablamos de temas controvertidos, también ha habido mucha controversia en relación con la Teología de la Liberación. Usted llegó a tener conciencia política como sacerdote y fue un obispo que abrazaba la Teología de la Liberación, que no está bien vista por la jerarquía de la Iglesia Católica hoy día. ¿Cuál es el papel de la Iglesia Católica hoy en día en América Latina? ¿Es parte del cambio hacia el progreso, o todavía está limitando el progreso?

FERNANDO LUGO: La Teología de la Liberación es una teología que nace en América Latina. Es una teología pastoral que no puede ser juzgada desde una perspectiva doctrinal, ni dogmática. ¿Hay controversias? Sí, porque hay una libertad de pensamiento. La teología es elaborar un pensamiento abierto, no tiene por que estar de acuerdo con todos los otros pensamientos de la Iglesia. Ha tomado una herramienta filosófica, sociológica importante para el análisis de la realidad.

Es más, la misma Teología de la Liberación fue considerada por Juan Pablo Segundo. En su carta que escribe a los obispos de Brasil dice que la Teología de la Liberación nacida en América Latina ya forma parte del patrimonio teológico de la Iglesia universal. Hay un reconocimiento de esa teología. Puede haber diversas tendencias y dentro de esas tendencias, algunas pueden ser cuestionadas y otras criticadas.

AMY GOODMAN: Yo sé que le quedan pocos minutos, Presidente Lugo, pero le quería preguntar sobre el efecto de la guerra en Irak sobre ustedes en Paraguay, la crisis económica global, y su consejo al presidente Bush en cuanto al trato con los demás países.

FERNANDO LUGO: Algunos piensan que la guerra en Irak está muy lejos de América Latina, pero los efectos que hoy produce es un efecto planetario. Yo creo mal un país podría provocar una guerra en una parte del continente y querer provocar la paz en otra parte del continente. Yo creo que los líderes mundiales que traspasan los límites de nuestros países nos exigirán coherencia en la política, tanto interior como exterior…En ese sentido, yo creo que esas contradicciones, esas controversias, estos espacios de diálogos, de confrontación—como son las Naciones Unidas—se tienen que clarificar suficientemente y marcar una línea, la línea de la humanidad, de la paz, de la verdad, de la justicia, como la línea que se tiene que construir en el planeta, en el mundo moderno.

JUAN GONZÁLEZ: Y, finalmente, señor Presidente, le quiero preguntar sobre los grandes cambios que se han dado en América Latina, cambios políticos, ¿usted esperaba en algún momento, cuando era párroco, que iba a haber acontecimientos tan progresistas, tantos líderes de izquierda y, de hecho, rebeldes llegando al poder en América Latina?

FERNANDO LUGO: Yo creo que América Latina está cambiando. Más que gobiernos progresistas o gobiernos de izquierda, como se dice, yo creo que hay una conciencia ciudadana que ha crecido y que cuestiona y que marca la dirección que deben tener los líderes nacionales. Yo creo que la gran fuerza…nosotros decimos en nuestra Constitución Nacional en el Paraguay que la soberanía reside en el pueblo, y que ese gran poder popular, de alguna manera, cuando está organizado, debe marcar el rumbo de los países. Yo creo que eso es lo que está pasando en América Latina, la gran conciencia de las mujeres, por ejemplo, la gran conciencia negra en algunos países, la conciencia de los indígenas, de los jóvenes, el tema del medioambiente, son ejes fundamentales que marcan hoy la política de los líderes en América Latina.

AMY GOODMAN: El presidente Chávez le dio la espada de Bolívar en San Pedro, ¿cuál fue el significado de ese gesto? Y finalmente, ¿qué es lo que Estados Unidos está haciendo en Irak?

FERNANDO LUGO: Después de doscientos años de que hayamos conquistado la independencia en Paraguay vuelve a retomar una importancia significativa. Yo creo que lo mismo pasa con Bolívar. Cuando muchos de nuestros países se han dividido, hacemos uso de una persona que quiso unir América Latina y soñó con una patria grande. Yo creo que eso es lo que pasa en América Latina hoy, y sobre todo con Bolívar.

Y esta espada de Bolívar es una cuestión simbólica, porque hoy nadie piensa en utilizar la espada para decapitar a nadie… sí, yo decía en San Pedro, vamos a usar esta espada para decapitar la corrupción, la injusticia, la pobreza, en forma simbólica. Y volviendo un poco a la guerra de Irak, ¿verdad?… Nosotros rechazamos cualquier tipo de violencia, provenga de donde provenga. La violencia nunca trajo solución a ningún problema dentro de la humanidad y eso los líderes tenemos que entenderlo definitivamente.

AMY GOODMAN y JUAN GONZÁLEZ: Muchas gracias

FERNANDO LUGO: A ustedes.

Fuente: Democracy Now

5 pensamientos en “Entrevista con el presidente paraguayo

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. El viceministro de Relaciones Exteriores paraguayo, Jorge Lara Castro, un viejo favorecido de la embajada norteamericana de Asunción, recibió ayer a Christopher McMuller, subsecretario norteamericano de Asuntos del Hemisferio Occidental.

    El viceministro de Relaciones Exteriores paraguayo, Jorge Lara Castro, un viejo favorecido de la embajada norteamericana de Asunción, recibió ayer a Christopher McMuller, subsecretario norteamericano de Asuntos del Hemisferio Occidental, en una sugestiva visita de cortesía en la que abordaron la situación de crisis que atraviesa Bolivia.

    LARA CASTRO, UN CONOCIDO AMIGO DEL IMPERIO

    El vice canciller Jorge Lara Castro es un conocido agente del imperio, dado que a través del “Centro de Estudios y Formación para el Ecodesarrollo” (ALTER VIDA). una ONG muy vinculada a profesionales universitarios fundada hacia 1985, recibe fuertes sumas de USAID.
    La mayoría de los funcionarios del gobierno de Fernando Lugo, entre los cuales los más destacados son la ministra de la mujer Gloria Rubín, el ministro de emergencias Camilo Soares, la ministra de la juventud Karina Rodríguez o Liz Torres, son activistas cooptados por la embajada norteamericana de Asunción.

    UN SUGESTIVO ENCUENTRO

    El encuentro tuvo lugar en la Cancillería Nacional y contó con la presencia de la embajadora norteamericana y ex operadora del Plan Colombia, Liliana Ayalde, y de la consejera política Joan Shaker.
    Christopher J. McMullen es un ex funcionario del Pentágono que, nativo de Pennsylvania y graduado en historia latinoamericana en la Universidad de Gergetown, antes de ocuparse de la oficina para el Cono Sur y Brasil se desempeñó como Cónsul general en Sao Paulo Brasil. Previamente sirvió en lugares conflictivos, donde Estados Unidos incentivó escuadrones de la muerte, como El Salvador, Nicaragua o Colombia.
    Cuando la prensa le preguntó sobre la razón de su visita a Paraguay, McMuller señaló que la finalidad de la misma es interiorizarse de los términos en los que la embajada norteamericana puede fortalecer la cooperación con el gobierno paraguayo. “Vinimos a Paraguay a visitar nuestra embajada y conocer en qué podemos ayudar al gobierno del presidente Lugo”, afirmó, evidenciando una vez más los estrechos vínculos del obispo con el imperialismo norteamericano, que sufragó a la mayoría de los movimientos que impulsaron su candidatura estableciendo ONGs como mampara y receptores de dólares de USAID, el Fondo Nacional para la democracia y otras fundaciones.

    También reconoció que hablaron sobre la situación de crisis que se vive entre la oposición y el gobierno de Bolivia, y la manera en que seguirán los términos de relacionamiento en general entre la embajada paraguaya y la norteamericana.

    Preguntado si la situación de Bolivia podría repetirse en Paraguay, McMuller señaló que personalmente no tiene la percepción de que haya una posibilidad de violencia y de problemas de ese tipo en Paraguay., seguro de la enorme influencia norteamericana sobre los medios de comunicación de Paraguay y en los dólares imperialistas que distribuye por intermedio de USAID, como los que regularmente suele recibir el vice-canciller Lara Castro a través de una ONG utilizada como mampara, Alter Vida.

    Recordó que la relación entre Paraguay y Estados Unidos fue siempre muy estrecha, desde tiempos en que proveía experimentados torturadores y adiestradores de asesinos, en los años de la guerra fría.

    “Nosotros hemos tenido una relación muy estrecha con Paraguay por muchos años y estamos dispuestos a trabajar con el gobierno del presidente (Fernando) Lugo porque estamos de acuerdo con su agenda”, indicó al respecto.
    Estados Unidos mantiene una enorme influencia en Paraguay, desde que en 1939 impulsó el ascenso al poder del dictador José Félix Estigarribia, quien encabezó un autogolpe, disolvió el parlamento, persiguió a la oposición y a los estudiantes e impuso por decreto una constitución Nazi Fascista. Previamente, como parte de sus tratos con Washington había entregado la zona petrolífera a la Standard Oil Company en las negociaciones de Paz de Buenos Aires, en 1938, luego de la guerra paraguayo-boliviana en la que la Shell y la Standard se disputaron el petróleo del subsuelo chaqueño.

    EL DULCE OFICIO DE SER OPOSITOR EN BOLIVIA

    Al igual que bajo la dictadura de Stroessner, hoy el Paraguay de Fernando Lugo es la base ideal para las campañas de la derecha pro-imperialista contra gobiernos izquierdistas como el de Evo Morales.
    Es norma que en Paraguay el embajador norteamericano sea el hombre más importante del pais, y los personajes vinculados a la embajada norteamericana copen el mundillo político.
    La noticia sobre la constante intromisión del anterior embajador norteamericano James Cason en los asuntos internos de Paraguay, sus sospechadas vinculaciones con grupos opositores, sospechosos brotes de fiebre amarilla e incluso un atentado contra la vida del presidente paraguayo Nicanor Duarte Frutos, así como las repetidas ocasiones en que la Embajada estadounidense en Bolivia le ha pedido a voluntarios de los Cuerpos de Paz (Peace Corps) y luego a un becario del programa Fulbright que espíen a ciertas personas en ese país, son asuntos mucho más serios de lo que opina la prensa ultraderechista paraguaya vinculada a la NED..
    De hecho, en relación a solapadas actividades en Paraguay y Bolivia financiadas por la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (Usaid, por sus siglas en inglés) y la Fundación Nacional para la Democracia (National Endowment for Democracy – NED), existen motivos para una investigación por parte del Congreso de los Estados Unidos. Estas acciones refuerzan las afirmaciones hechas por funcionarios de estos gobiernos sudamericanos en las que dicen que Washington busca desestabilizar e incluso derrocar gobiernos democráticos, cuando les molesta el izquierdismo, nacionalismo o populismo de sus líderes.
    No es sorprendente que el partido político de George W. Bush, habituado a ubicarse en el lado equivocado cuando se trata de derechos civiles, siga teniendo con respecto a estos países una visión congelada en los años de la guerra fría. .Del mismo modo no es extraño que el flujo de fondos de la Fundación Nacional para la Democracia (NED), entidad oficialmente creada el 6 de noviembre de 1982 por Ronald Reagan, bajo el protectorado bipartidista de ese país y con fondos del Congreso y del Departamento de Estado, a través de USAID , haya aumentado considerablemente con destino a grupos disidentes en los últimos tiempos. Para conocer las intenciones de la NED basta saber quiénes la han dirigido: por su Consejo administrativo han pasado filántropos como Otto Reich, John Negroponte, Henry Cisneros o Elliot Abrams, verdaderas leyendas vivas en la historia de las acciones clandestinas de la CIA.
    En ocasión de su vigésimo aniversario, la NED hizo un balance de sus acciones, del que se desprende que este organismo financia y dirige actualmente más de 6 mil organizaciones políticas y sociales a través del mundo. La NED hoy admite haber creado enteramente el sindicato Solidaridad en Polonia y la CIA haber montado en 1968 la “Primavera de Praga” o “Revolución de tercio pelo”alentando, según su confesión, el documento firmado por los intelectuales checos, llamado la “Carta de los 77”, donde exhortaban a cambiar el rumbo del Partido Comunista de Checoslovaquia, que luego provocó la repudiada intervención soviética a ese país.
    La CIA hoy distribuye para estas actividades $5 billones (léase billones) de dólares, luego que se le incrementara el mismo en un 50% a solicitud de George W. Bush. Los casos en Bolivia y Paraguay, donde Golberg y Cason son prácticamente los principales líderes opositores, no sorprenden si uno conoce que estos organimos imperialistas han logrado establecer una red mundial de institutos satélites, en países tan ricos como Alemania con la Friedrich Ebert, Friedrich Naunmann, Hans Seidal y la Heinrich Boell Stiftung, , utilizadas como retransmisores financieros en aquel país en lugar de los propios institutos alemanes. Siguiendo el mismo principio, la NED encontró corresponsales en diversos Estados aliados, miembros de la OTAN, entre ellos: la Westminter Foundation for Democracy, (Reino Unido), el International Center for Human Rights an Democratic Development (Canadá), la Fondation Jean Jaurés y la Robert Schuman (Francia), el International Liberal Center (Suecia), la Alfred Mozer Foundation (Holanda).
    En Bolivia y Paraguay, las sangrientas intervenciones de la CIA y el soborno a dictadores militares hoy han dado lugar al intervencionismo de la chequera, confiando que en países miserables es fácil obtener reyezuelos vendidos que aman la metrópoli, aunque sean simples ecos que ya nada tengan que decir a sus hermanos.
    En Paraguay, imponiendo su Plan Umbral (herramienta de penetración imperialista que busca sobre todo afianzar el esquema neoliberal) como un instrumento de combate a la corrupción en Paraguay, la embajada norteamericana que dirige una figura que ya es histórica en materia de intervencionismo yanqui, mister James Cason, el imperio ha logrado infiltrar -distribuyendo dólares- instituciones tan vitales como el Ministerio Público, la Corte Suprema de Justicia, la Contraloría General de la República, Auditoría General del Poder Ejecutivo, el Ministerio del Interior, la Corte Suprema de Justicia y el mismo Congreso Nacional. En materia económica, ejercen control sobre la Subsecretaria de Estado de Tributación del Ministerio de Hacienda, Dirección Nacional de Aduana, Unidad de Investigación Tributaria, Unidad de Investigación Aduanera, y Unidad de Investigación Interna del Ministerio de Hacienda, Ministerio de Industria y Comercio y Corte Suprema de Justicia, Consejo Nacional de las Industrias Maquiladoras de Exportación. Con gente de su confianza en muchas de estas instituciones, Cason ha logrado en varias ocasiones enfrentar entre sí a burócratas del mismo gobierno, e incluso ha utilizado fiscales para perseguir algunos hombres del oficialismo que no son de su agrado.
    Era frecuente que sea James Cason quien ponga en posesión de su cargo a muchos funcionarios, en su calidad de Virrey del Paraguay, y con un estilo chocarrero incluso gasta bromas durante los actos. Cuando un fiscal de apellido Rodgers fue nombrado en sus funciones, Cason le calzó un sombrero blanco al estilo del Far West, comparándolo con Roy Rogers, el popular cowboy y cantante de los años 30 y 40 que interrumpía sus tiroteos para entonar música country.

    PARAGUAY, UNA VIEJA BASE DEL IMPERIO

    En Paraguay, la NED ejerce un control total sobre la prensa mediática, a la que presenta listas indicando cuáles son los referentes políticos que puede promocionar. Son los principales referentes de la NED los propietarios de ABC color y radio Ñandutí, Aldo Zucolillo y Humberto Rubín, dueños de gran parte de lo que en el país se puede decir. En Brasil, a comienzos de los 60, se utilizaron idénticas operaciones de la CIA junto a las de la sociedad civil opuesta al gobierno, con el resultado de provocar el golpe militar de 1964 contra el presidente Joâo Goulart, que dio comienzo a 20 años de una represión política indescriptiblemente brutal.
    En fechas más recientes coordinaron un golpe mediático contra el gobierno de Raúl Cubas en Paraguay (marzo de 1999) y aceitaron a la sociedad civil de oposición al gobierno venezolano de Hugo Chávez, donde el papel de organismos gubernamentales estadounidenses, la CIA y otros como la AID y la NED detrás del fallido golpe de estado de abril de 2002 fue evidente.
    James Cason fue determinante para alinear a todas las ONGs y fundaciones que reciben dólares americanos detrás del clérigo-presidente, sobrino del agente de la CIA Epifanio Méndez (delatado por Agee) y que perpetúa hoy la tradición familiar.
    Entre estas supuestas organizaciones civiles estuvieron las feministas de convicciones subsidiadas por USAID como las Mujeres Políticas en Red, Parlamento Mujer, Red de Mujeres Políticas, Red de Mujeres Munícipes del Paraguay (RMMP), Coordinadora Interpartidaria de Mujeres del Paraguay (CIMPAR),), Mujeres Políticas por la Democracia y el Desarrollo,etc.
    Son sufragadas desde la embajada norteamericana además de las redes de mujeres, Ideco (Roberto Ferreira), el Partido Demócrata Cristiano, Partido Encuentro Nacional, Patria Querida, el grupo de adherentes del Partido Unace que lidera Emma Rolón, la Red de Contralorías ciudadanas del Paraguay, la Contraloría Ciudadana de Ypané, Afosci, CIDSEP, CISNI, Fedem, Transparencia Paraguay, Semillas para la Democracia, radio Los Angeles, Radio Comunitaria de Villa Elisa, Fundación Tierra Nueva y GEAM, todos estos grupos aglutinados en el Grupo impulsor para la Regulación del Financiamiento Político en Paraguay.
    La nómina sigue con Sakã (transparencia, en guaraní), integrada por cinco organizaciones no gubernamentales, Gestión Local, vinculada al Moviendo Tekojoja. Los “proyectistas” son Raúl Monte Domecq y Guillermina Kanonnikoff).
    Otros grupos paraguayos financiados por extensiones de la CIA son Decidamos, Instituto de Geopolítica y Estudios Internacionales (IPEGEI), Radio CARITAS, Mujeres Por la Democracia, Centro Paraguayo de Estudios Sociológicos Fundación Paraguaya para la Cooperación y Desarrollo, Centro de Estudios Democráticos (CED), Centro de Información y Recursos para el Desarrollo, Instituto de derecho y Economía Ambiental, Centro de Estudios y Formación para el Ecodesarrollo, Asociación de Empresarios, Comité Paraguay-Kansas, Asociación Afro Paraguaya Kamba Cua, Centro Interdisciplinario de Derecho Social y Economía Política, Fundación Arlequín Teatro”, Casa de la Juventud – Paraguay, cuna del Pmas de Camilo Soares, Cooperativa La Norteña y la Escuela Agrícola de Carumbey, Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales.
    Todos estos grupos responden ciegamente a las directivas del embajador de turno en Paraguay, de modo que no es difícil imaginar la enorme influencia que ejerce el imperio norteamericano sobre la “sociedad civil” paraguaya.
    La mayoría de las campañas secesionistas fueron alentadas desde Paraguay, donde la prensa financiada por la embajada norteamericana como el diario ABC color inció sus campañas mucho antes que estallen los conflictos.

    Me gusta

  3. Gracias por reproducir este reportaje. Tengo mucha fe en y con Fernando Lugo, creo que Paraguay (país que me toca de cerca igual que Argentina, donde nací y Uruguay, mi patria materna) va a dar un salto en términos de calidad institucional y ciudadana y de justicia social.
    Te felicito Norelys por como está quedando el blog.
    Saludos fraternos

    Me gusta

  4. Hola Nore..
    Que maravilla Lugo, pero por favor que lo dejen ser,vi la tapa de los diarios y los ruralistas parece se contagiaron lo malo de nuestros dirigentes del campo, todavía no salio l LEY DE RETENCIONES PERO YA ANTICIPAN QUE SE OPONEN..
    Realmente me encanto este reportaje, te mando un beso enorme,claudia

    Me gusta

  5. Qué buena entrevista Norelys. Lugo es un emergente extraordinario de esa maravillosa corriente de párrocos de la pobreza, curas de la liberación, que alcanzó su apogeo en América Latina durante los años 60 y 70. Todavía existen muchos curas que trabajan por los pobres, buscando su alternativa para canalizar por la vía religiosa, espiritual y política, la alternativa de un cristianismo que entienda la necesidad de luchar por mayor igualdad social. Algunos llegan a presidente, otros son asesores, pero muchos todavía luchan en las villas, fabelas, cantegrills, etc.
    Yo soy ateo, pero ¿cómo no conmoverse con estos representantes del cristianismo?
    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s