A mi brother Martín Medem

El periodista español Carlos Tena responde a la réplica que le hiciese José Manuel Martín Medem. El respeto a Cuba de Carlos, su compromiso incuestionable pone frente al lector muchos de los burdos e infundados ataques contra la Isla que repiten medios y coristas de toda laya y los responde. Invito a leer.

Querido José Manuel:

disculpa si he demorado mi contestación a tu demanda de ayuda, tras mi “airado artículo” (me alegra que hayas abierto la espita de tu sentido del humor), pero me encontraba ausente de la capital, en el magnífico parque de Las Escaleras de Jaruco, al lado de muchos compañeros y compañeras cubanos, en un campismo cubano, celebrando los quince años de la hija de una colega cubana, y no he regresado hasta hoy mismo a la habitación cubana en la que generosamente, el gobierno de Cuba, la isla más pacífica del orbe, me permite residir.

Alguien, también cubano, me avisó de que me habías respondido con cariño, pero con firmeza (virtudes que te distinguen) en tu blog español, así que te felicito por ser tan currante, tan solidario y tan preocupado por el futuro del socialismo cubano (el del español, mejor darlo por imposible).

Aquí te mando mis humildes respuestas a las preguntas que planteas (que más bien son temas muy genéricos), en algunas de las cuales, usted perdone, se percibe un mínimo efluvio neo colonial, como ya te señalé.

Tema: El paternalismo autoritario de quien sigue elogiando a Corea del Norte.

Lo de autoritario te lo sacas de la manga, porque nunca he visto un paternalismo tan blando, consentidor y complaciente como el que existe en Cuba. A mi no me parece tan deleznable ni el paternalismo (depende del grado), ni el elogio, cuando se merece; pero hay millones de formas de deshacerse en loas hacia una nación

.

Por ejemplo, yo alabo, loo y elogio la colaboración y tratados comerciales, culturales y científicos entre Corea del Norte y Cuba. ¿O es que, idiota de mí, he olvidado que ambas naciones pertenecen al Eje del Mal, ese colectivo de países que no tragan al inteligentísimo presidente Bush?

Aunque creo recordar que hace pocas semanas, y por exigencias chinas, los de Pyong Yang ya han sido “extraídos del talego” ¿O es que tú consideras también que los coreanos del norte son una amenaza para la democracia y la paz mundial? A ver si es que están preparando una invasión de Filipinas y no me he enterado.

Tema: La convocatoria con ¡siete años de retraso! del Congreso del Partido Comunista de Cuba.

A mí, que el PCC convoque con 7 años de retraso o 4 de adelanto un Congreso ni me parece, ni me importa. Como diría mi profesor de física: me es hidráulico. Eso corresponde exclusivamente a los militantes del partido y a los miembros del Comité Central, pero desde luego NO a ti.

Ahora va a resultar que un militante español del maltrecho PCE o de IU (en peligro de muerte) va a tener que decidir cuándo, dónde y cómo debe celebrarse esa reunión. Manda huevos.

Tema: La imposición de unos medios de comunicación, que manejan como propietarios, cuando deberían ser un servicio público bajo el control social

Que yo sepa, la TV se nos ha impuesto en todo el mundo, a todo Cristo, como la prensa, la radio el teléfono, la luz eléctrica, o el gas ciudad. ¿De qué propietarios hablas? Aquí, por fortuna, los medios a los que aludes son propiedad del Estado y sus responsables cesan y estrenan cargo a tenor de lo que decida el consejo de Ministros.

Unos medios que son ejemplo de entrega a la sociedad, de variedad cultural inmensa (artística, científica y hasta económica), en los que conviven programas o artículos pésimos, malos, regulares, normales, buenos y estupendos, pero esa es una opinión personal, absolutamente subjetiva y por tanto sólo tiene validez anecdótica. Si en algo se distinguen los medios de comunicación cubanos (desde la TV a la Gaceta de Cuba), es precisamente por prestar un extraordinario servicio al ciudadano.

Claro que todo en la vida es manifiestamente mejorable, en programación, distribución horaria, medios técnicos (bloqueados por las leyes extraterritoriales USA) y espacios participativos. De momento me alegro de no tener ni un solo canal extranjero, disponiendo de cinco opciones bastante diferentes (dos, de 24 horas) y sigo pues informándome, entreteniéndome, cultivándome y, algunas veces, lamentando el éxito del reggaetón.

Comprendo que la TV que soportas ahí te saque de tus casillas, pero te queda el consuelo de decenas de canales, muchos de pago, de los que supongo te quedarás con el franco alemán ARTE, que es el menos malo.

Tema: El poder político, económico y social de las FAR

Esa afirmación carece totalmente de rigor periodístico. Resulta tan gratuita como presuponer talante democrático a Juan Carlos de Borbón. Las FAR detentan el poder militar, mira tú. Y yo les daría más, porque son ellos quienes garantizan la independencia de Cuba y se juegan la vida para que los amigotes de Esperanza Aguirre, o sea, terroristas de la calaña de Orlando Bosch, Posada Carriles, Alvarez Magriñát, Armando Valladares u otras joyas, no continúen tratando de masacrar a bombazo limpio esta pacífica sociedad.

Tema: Las prohibiciones para entrar y salir de la isla.

Otro de los asuntos que, al parecer, te niegas a comprender en su justa medida, sobre todo cuando la paz y la seguridad del país se pone en juego a cada segundo. Con todo el derecho del mundo, Cuba entrega pasaportes a quien debe.

Y deja entrar al que viene en son de paz. Estamos en Estado de Sitio permanente, en un virtual estado de guerra (hay alarmas periódicamente para entrenar a la población, no sé si sabes), y en esa situación, alabo hasta la saciedad las medidas de control que evitan la entrada de asesinos a sueldo disfrazados de turistas.

Me refocilo sabiendo que por el Malecón habanero no se pasea un genocida como José María Aznar, aunque tenga que soportar estoicamente que, en alguna ocasión, llegue a La Habana algún comemierda del PP, un enviado del Espíritu Santo, un embajador checo o un Arzobispo archimandrita.

Ahora, dígame usted por qué todos los consulados de la Comunidad Europea prohíben las visas de entrada a los ciudadanos cubanos, incluso cuando son invitados por Universidades, o para celebrar matrimonios, recuperar una herencia, o visitar a sus familiares.

Tema: La consideración constitucional de irrevocable, para un sistema cuya recuperación hacia el socialismo se reclama desde el propio PCC

Como dijo en su día Fidel: Con la Revolución, todo. Contra la revolución, nada. Y me parece de perlas. Pero, si fuese cierto que se “reclama desde el PCC” dime también, por favor, cuántos miembros lo solicitan, porque si existe una mayoría, ya se habría planteado la cuestión.

Tema: La proclividad delictiva como arbitrariedad para la penalización

Vaya con la frasecita que te has buscado, tronco. Si esa retahíla de términos quiere decir que aquí se va deteniendo a todo el mundo arbitrariamente y sin cargos, te respondo que Pinocho era más hábil para los cuentos chinos. Y si quieres dar a entender que como hay algún carterista, algún ratero, algunos gamberros y algunos vagos, todos somos sospechosos, te diré que esto no es España.

Por suerte, aquí en Cuba no tenemos que aguantar, como allí, la mirada vigilante, a todas horas del día y de la noche, de miles de cámaras situadas en las calles, edificios y váteres públicos, hoteles y semáforos; la de los policías municipales o nacionales, la de los guardias civiles de paisano o de uniforme, de los porteros de discoteca o guardias privados, amén de la de los guardaespaldas de concejales, diputados, consejeros, banqueros, empresarios, actrices, etc.

Como ves, soy proclive a la sencillez, mas no a la arbitrariedad de juicios tan inciertos como el que planteas. ¿Me vas a penalizar?

Tema: El gasto de recursos comprando alimentos en EEUU, en vez de haberlos invertido en la producción nacional

Que si quieres arroz, Catalina ¿es que acaso eres experto en economía y planificación alimentaria? Ahora resulta que, a tu lado, todos los miembros de la ANAP y el ministerio correspondiente, son unos gilipollas.

Es raro en ti ese ataque de megalomanía… me parece que voy a tener que conseguirte una entrevista con Osvaldo Martínez, asesor económico de la Asamblea Nacional, a ver si te da una de sus conferencias magistrales.

Y, sobre todo, que se convoque a un debate nacional, que los medios no reflejan y que no se admite ni en la Asamblea Nacional, ni en el bloqueado Congreso del PCC.

Toma del frasco, Carrasco. Encima, ya no planteas temas, sino que exiges que se cumpla lo que te da la gana. Manda huevos, de nuevo. Aquí si que resbalaste en la yema del huevo. En la Asamblea Nacional se debate todo, pero de cualquier forma, por favor, elabora una lista de temas para debatir, se la remites a Ricardo Alarcón de Quesada y supongo que algo te dirá.

Por ejemplo, que si llegara el caso de que presidieras una sola vez la asamblea, eres capaz de hundir el Parlamento, el ICAIC, el ICRT, los sindicatos, los agromercados, la trova, la ganadería y los edificios de la Habana Vieja.

Es mucho mejor, amigo José Manuel, que en lugar de empecinarte en la búsqueda de soluciones, te acerques por aquí de nuevo un par de meses y nos des una alegría a Chavarría y a mi; pero me has de prometer que compartiremos viandas y traguitos lejos del Meliá Cohiba, de los restaurantes caros, del empresariado español, de tus colegas de la prensa amarilla, para que puedas sumergirte en ese mundo (para ti, submarino todavía) que no has vivido ni de lejos.

Un mundo con aristas, complicado, duro, difícil, amargo, lento, burocrático hasta decir ¡vale, asere¡, pero también con su lado dulce, tierno, solidario, comprensivo, divertido, imaginativo, insólito y sobre todo, por encima de todo, pacífico.

Cuba es una democracia en constante Re-Evolución, pero agredida, vilipendiada, golpeada, sólo por el hecho de serlo. Y el resto de las mal llamadas democracias, con sus Solanas, Sarkozys, Berlusconis y Bushes, no pueden consentir que se ponga en duda el régimen político del capitalismo.

Como deberías saber desde hace años, una de las características fundamentales para la convivencia entre las naciones, es el respeto a la diferencia y la no ingerencia en asuntos de política interna.

Y ahora, si puedes, respóndeme a estas cuestiones:

¿Conoces de algún periodista cubano que haya planteado en Cubavisión la conveniencia de que dimita el rey, que se derogue la Monarquía, o se celebre de inmediato un referéndum sobre la República?

¿Has escuchado alguna vez, a un locutor cubano, solicitar que se derogue de la Carta Magna española, el artículo que permite que el Rey pueda delinquir sin que la justicia pueda actuar contra él?

¿Ha sugerido en algún momento algún colega de Granma o Juventud Rebelde, que a Euskadi se le debe permitir organizar una consulta nacional, para conocer si sus habitantes quieren ser independientes, sin que la Policía y el Ejército actúen violentamente contra la ciudadanía vasca?

¿Ha protestado algún medio periodístico cubano por la prohibición de partidos políticos en España, o encarcelando sin pruebas a centenares de intelectuales y políticos?

¿Sabes de un solo periodista cubano que denuncie la intolerable persecución mediática, por parte de El País y medios afines, de artistas e intelectuales como Ruper Ordorika, Alfonso Sastre, Fermín Muruguza o Tonino Carotone?

¿Ha levantado su voz la TV cubana para denunciar los malos tratos, las torturas y homicidios de civiles, emigrantes o no, en la España de Juan Carlos de Borbón, por parte de miembros de las llamadas Fuerzas de Seguridad del Estado?

¿Has escuchado alguna vez en las emisoras cubanas, exigir que no se persiga en hasta la extenuación a los ex presos de ETA que ya han cumplido su condena?

Jamás, querido Medem, porque Cuba practica el noble arte del respeto a los pueblos y la independencia de los mismos, además de saber que cada país debe afrontar sus problemas sin la ingerencia de otro gobierno, aunque este fuera amigo.

Y para terminar, algo que me llama poderosamente la atención. Por calles, parques, campos y pueblos de Cuba, como bien sabes, se pasean muchos ciudadan@s que visten, por ejemplo, una camiseta donde se dibuja la bandera de los EEUU de Norteamérica, o llevan una toalla con esa enseña, un bañador o una gorra de béisbol.

A nadie le importa. Nadie se escandaliza, ni se rasga las vestiduras, porque la bandera es símbolo de pueblos y no de presidentes de gobierno. Y que sepamos, en USA hay ciudadanos ejemplares, pacifistas, valientes y solidarios. También ese símbolo es suyo.

Si el país donde el Rey Juan Carlos dilapida el dinero público en festejos y garambainas, hubiera sufrido un asedio y bloqueo durante 50 años por parte del gobierno de Francia, y algún ciudadano español osara portar una prenda con la bandera gala, ten por seguro de que su cadáver aparecería destrozado; y en El País, algún periodista de esos que abundan en Falsimedia escribiría:

Titular: Hallado el cadáver descuartizado de un joven español

Subtitular: El traidor llevaba una camiseta con la bandera francesa.

Desde La Habana, un abrazo paternal… digo, fraternal y cariñoso.

Carlos Tena.

3 pensamientos en “A mi brother Martín Medem

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s