María Cristina, de disidente a contrabandista del mercado negro

Así “ayudan” los supuestos disidentes cubanos a los “necesitados”, “reprimidos” y hasta “desaparecidos”. Pero a los que sí ayudan de verdad es a los gerentes del negocio de la contrarrevolución en Miami.

El Heraldo Cubano

Arthur González.

Entre las 11:00 horas y las 2:00 de la tarde del pasado sábado 9 de enero autoridades cubanas realizaron un registro en el domicilio de la mercenaria Maria Cristina Labrada Varona, lugarteniente de la líder de las “Damas de Blanco” Berta Soler, a partir de denuncia de los vecinos de su lugar de residencia por la venta de medios de cómputos, disco compactos, ropa, celulares, cámaras fotográficas, display de móviles, disco externos, memorias flash, en fin una shopping en pleno corazón del reparto Santos Suarez.

Durante la acción policial, Cristina adopto una conducta desajustada a partir de la presencia de miembros de la policía en su vivienda, rompiendo la escaneradora _fotocopiadora, alegando que este equipo no sería entregado.

Como dato interesante cuando se le solicito por el instructor las propiedades de todos estos equipos, la misma respondió que no contaba con ese tipo de documento. Por lo…

Ver la entrada original 93 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s