Asamblea ONU: Nueva Oportunidad de EEUU para Rectificar el Bloqueo a Cuba

Lic. José A. Amesty R. El próximo miércoles 23 de junio, del presente año, a las 10 de la mañana, se llevará a cabo la 85 sesión plenaria, de la Asamblea General de las Naciones Unidas ONU. Se debatirá el tema sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial, financiero y otros, impuesto por EEUU contra Cuba. Habrá el Informe del Secretario General y un Proyecto de Resolución, en base a una solicitud recibida por el Presidente de la Asamblea, de fecha 21 de mayo 2021.


No obstante, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, realizó una actualización al informe “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, que se presentará por vigesimonovena vez en Naciones Unidas.
El documento actualizado, publicado en el sitio web de la cancillería, contiene las afectaciones de esta política genocida entre abril y diciembre de 2020. Estos datos se adjuntarán al documento realizado anteriormente que comprende el periodo entre abril de 2019 y marzo de 2020, el cual no pudo ser presentado por las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19.


Cubaminrex explicó que durante el periodo actualizado el bloqueo continuó siendo el eje central de la política del gobierno de EE. UU. respecto a Cuba, y de modo oportunista se recrudeció en el contexto de la pandemia del nuevo coronavirus.


“En el curso del presente año este sistema de medidas coercitivas unilaterales ha permanecido intacto, con severas afectaciones sobre los esfuerzos nacionales para contener la pandemia y paliar las consecuencias económicas y sociales derivadas de la misma”, denuncia el texto.


La actualización señala que, a precios corrientes, los daños acumulados en casi seis décadas de aplicación de esta política ascienden a 147 mil 853,3 millones de dólares. Tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional, el bloqueo ha provocado perjuicios cuantificables por más de 1 billón 377 millones 998 mil dólares. Solo entre abril y diciembre de 2020, esta política causó pérdidas a Cuba en el orden de los 3 mil 586,9 millones de dólares, lo que asciende a un total de 9 mil 157,2 millones de dólares si se considera el período de abril de 2019 a diciembre de 2020.


Recordemos que la votación, inicialmente prevista para 2020, fue aplazada para este año debido a la pandemia de la covid-19.


En 2019, el proyecto de resolución fue aprobado por abrumadora mayoría, con 187 votos a favor, tres en contra (Estados Unidos, Israel y Brasil) y dos abstenciones (Colombia y Ucrania).


Desde 1992, en 28 ocasiones, la propuesta de la isla ha contado con amplio respaldo internacional. En 2019 fueron 187 los países que rechazaron esta inhumana agresión contra ese pueblo.


Pero, EEUU ha ignorado, con su típica soberbia, las sucesivas resoluciones de la AGNU y las numerosas voces que abogan, dentro y fuera del territorio estadunidense, por el fin de esa política criminal.


Hasta ahora Biden no ha dado ningún paso para aliviar la terrible carga que pesa sobre Cuba desde hace tantos años. Ojalá sea capaz de rectificar una política despiadada, cruel, condenada al fracaso. Si no lo hace, pasará a la historia como otro emperador vencido de forma humillante por una islita digna del Caribe.


El presidente Biden prometió durante su campaña electoral, que eliminaría parte de las sanciones aplicadas por Trump, pero hasta la fecha no lo ha hecho porque las presiones de los senadores Bob Menéndez y Marco Rubio son muy fuertes, y el presidente requiere del apoyo de ambos en el senado, para la aprobación de ciertas medidas en su nueva política.


Similares presiones ejecutan representantes de origen cubano, que evidencia una coordinación de la mafia terrorista anticubana, para mantener encadenada la política de Estados Unidos hacia La Habana.


A su vez, y actualmente una contundente muestra de solidaridad con Cuba y de rechazo al bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos a la isla caribeña tuvo lugar recientemente en todo el mundo.


El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, señaló que el reclamo por la eliminación del bloqueo estadounidense desde más de 50 ciudades del mundo acompaña al pueblo caribeño en su lucha.


En su cuenta oficial de Twitter, el canciller calificó al cerco impuesto por Washington hace casi seis décadas de política criminal, y aseguró que la solidaridad de los países hermanos estará junto a la Isla el próximo 23 de junio en la Asamblea General de las Naciones Unidas, cuando será la votación sobre el informe ‘Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos de América contra Cuba’.


En esta oportunidad, la Asamblea ONU, se da en un contexto, de pros y contras en relación a Cuba, mencionamos algunos:

  1. En el contexto de la pandemia Covid-19, donde Cuba ha elaborado varias vacunas y las ha puesto al servicio de la humanidad.
  2. La asunción al poder del partido demócrata en EEUU, el cual, en las seis décadas de bloqueo, aunque ha mantenido el mismo, ha habido medidas más suaves.
  3. Una mayor conciencia y apoyo de la eliminación del bloqueo a Cuba, por parte de más naciones del mundo, así como de personalidades del mismo.
  4. Una reacia campaña anticubana por parte de los partidos de derecha del continente.
  5. La debilidad del modelo neoliberal a escala mundial.

En el contexto de la pandemia Covid-19, donde Cuba ha elaborado varias vacunas y las ha puesto al servicio de la humanidad.


La asunción al poder del partido demócrata en EEUU, el cual, en las seis décadas de bloqueo, aunque ha mantenido el mismo, ha habido medidas más suaves.


Una mayor conciencia y apoyo de la eliminación del bloqueo a Cuba, por parte de más naciones del mundo, así como de personalidades del mismo.


Una reacia campaña anticubana por parte de los partidos de derecha del continente.
La debilidad del modelo neoliberal a escala mundial.


Deseamos que esta vez, el papel de la ONU sea protagónico en su resolución y que de alguna forma influencie en EEUU, para que cambie su papel de villano de años.


Finalmente, deseamos dar crédito a la postura que, en los propios Estados Unidos, crece la repulsa a esa política, como ocurrió recientemente en el caso del Consejo de la Ciudad de Baltimore, Maryland, donde se adoptó una resolución pidiendo el fin del bloqueo a Cuba, según refleja el sitio en internet de su ayuntamiento, convirtiéndose en la ciudad número 19 de EE. UU. en adoptar una resolución similar. Se trata de la resolución número 34 de este tipo que se aprueba en EE. UU.


La decisión de Baltimore coincide con la denuncia publicada en The Intercept que aboga por un cambio de política de Washington hacia La Habana y elogia la labor de la Isla en la lucha contra la COVID-19 a pesar de las sanciones mantenidas e incrementadas por el Gobierno estadounidense.


Por otra parte, la Duma Estatal (Cámara Baja) de Rusia adoptó el pasado15 de junio un llamamiento a la Organización de Naciones Unidas (ONU), en la que reafirma “su postura inmutable de condena a la política de sanciones anticubana”, aplicada por Washington contra la isla durante 60 años.


El llamamiento de la Duma expresó que, en estos momentos, en medio de las difíciles circunstancias provocadas por la pandemia de la COVID-19, el bloqueo a Cuba constituye una barbarie.

Las leyes que rigen el bloqueo de EE.UU. contra Cuba

El 7 de febrero de 1962 entró en vigor la Orden Ejecutiva Presidencial 3447 que firmara el entonces presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy. Con esta legislación iniciaba la guerra más cruel e injusta contra el pueblo cubano, entraba en vigor bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba. 55 años después y a dos de iniciado el proceso de restablecimiento de las relaciones entre ambas naciones, las restricciones se mantienen. Estas son las legislaciones vigentes:

Origen: Las leyes que rigen el bloqueo de EE.UU. contra Cuba

Vicepresidente de Google espera eliminación de restricciones de internet para Cuba

vint-feb12Esperamos que con la visita próxima del presidente Barack Obama se eliminen algunas de las restricciones relacionadas con internet que desde Estados Unidos hay para Cuba, declaró hoy el Vicepresidente de Google, Vinton G. Cerf.

En su conferencia magistral, La historia de las ciencias informáticas en el mundo, Cerf dijo que en la isla hay mucha energía creadora y el objetivo de empresas como Google es fomentar nuevas ideas sin que la regulación reprima a la innovación.

Al referirse al control de los usuarios y a la vigilancia de masas, el también creador de los protocolos de internet, afirmó que Google solo usa los perfiles para saber qué puede interesar a los usuarios y no para vigilar la vida personal de los internautas.

Asimismo recalcó que la red de redes está diseñada para adaptarse a cualquier tecnología de comunicación y ser dinámica en todas las dimensiones. En este aspecto precisó que el dinamismo se lo propician los usuarios.

Por otro lado, adelantó que el camino que trazan los adelantos de las telecomunicaciones es hacia las ciudades inteligentes, los edificios, celulares y señales creadas para facilitar la informatización de la sociedad. Sigue leyendo

Cuba, parole a la defense!

cuba parole a la defense salim lamraniEl académico Salim Lamrani, estudioso de Cuba, publica un nuevo libro titulado Cuba, Parole a la defense !, con un prólogo de André Chassaigne, presidente del grupo Francia-Cuba de la Asamblea Nacional y miembro de honor de la asociación Cuba Coopération.

Roger Grévoul: Salim Lamrani, usted acaba de publicar un libro bajo el título Cuba, parole a la defense ! ¿Qué nos puede decir al respecto?

Salim Lamrani: Todo empezó a partir de la siguiente constatación: Cuba es un tema mediático que suscita debates y controversias. Esto es particularmente cierto, sobre todo ahora con el proceso de normalización entre Washington y La Habana desde diciembre de 2014 y la visita histórica del presidente francés François Hollande a la isla en mayo de 2015. No obstante, conviene apuntar que sólo el pensamiento único sobre Cuba es aceptable. La isla se encuentra regularmente en el banquillo de los acusados y regularmente surge la tradicional retórica sobre la democracia, los derechos humanos y la libertad de expresión. Todo el mundo tiene derecho a la palabra, puede expresar su opinión y compartir su punto de vista, desde luego, siempre que señale con el dedo a Cuba y a su sistema y emita críticas negativas. Los cubanos de la isla, particularmente sus dirigentes, nunca tienen derecho a la palabra y, por consiguiente, no puede hacer partícipe de su verdad y responder a los ataques, cuando son los principales actores del destino de Cuba. Por eso decidí dar la palabra a la defensa compuesta de diez personalidades cubanas e internacionales que han podido expresar su punto de vista en estas conversaciones francas. Sigue leyendo

Más corrupción en EE.UU. con la Ley de Ajuste Cubano

servicios-consulares-cubanos-728x378-373x257Las autoridades federales estadounidenses acusaron a 14 personas de cometer fraude migratorio a partir de los beneficios únicos que otorga la Ley de Ajuste Cubano (LAC) de 1966 a los inmigrantes de Cuba.

Estos individuos -seis de ellos de origen cubano- en su mayoría residen en el estado de Florida, y son sospechosos de fraguar matrimonios falsos y de otros delitos graves cometidos desde diciembre de 2009 hasta julio de 2014 para evadir las leyes de Estados Unidos. Sigue leyendo

Los mass media al bloqueo contra Cuba le llaman embargo

the new york times agosto 2015El periódico The New York Times publicó este 3 de agosto un editorial en el que pide al Congreso que ayude a poner fin al embargo – ¿por qué estos señores de Efe, que publicó este despacho noticioso, y los mass media no se atreven a escribir bloqueo?- de Estados Unidos a Cuba tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

“Un número significativo de estadounidenses y la inmensa mayoría de los cubanos quieren el fin del embargo. Ha llegado la hora de que el Congreso se comprometa con la piedra angular de la política exterior estadounidense hacia Cuba”, dijo el diario en su editorial.

The New York Times recuerda que pese a las acciones ejecutivas adoptadas por la Administración del presidente Barack Obama, Cuba sigue haciendo frente a algunas de las sanciones más “duras” de Estados Unidos.

“Es el único país del mundo que los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido visitar como turistas”, lamentó el periódico, que se hace eco en su editorial de las quejas de empresarios del sector como el director ejecutivo de la cadena Marriot, Arne Sorenson. Sigue leyendo

Comercio electrónico cubano obstaculizado por bloqueo de Estados Unidos

cuba62Cuba denunció aquí que el bloqueo impuesto por Estados Unidos obstaculiza su acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones y, por consiguiente, limita el uso y desarrollo de las aplicaciones del comercio electrónico.

El viceministro cubano de Comunicaciones, Wilfredo González, evidenció el carácter discriminatorio de las medidas unilaterales de Washington y su dimensión extraterritorial, que van en contra de las directrices del programa de trabajo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), según PL.

Para contrarrestar estos obstáculos, el vicetitular planteó la necesidad de establecer acuerdos de cooperación que favorezcan el desarrollo de soluciones informáticas, así como crear puntos de intercambio de tráfico regional para abaratar los costos de acceso a internet y ofrecer una mejor calidad del servicio.

González participó en la sede de la OMC en un taller sobre el comercio electrónico, el desarrollo y el papel de las pequeñas y medianas empresas, organizado por iniciativa de las misiones permanentes de Cuba y Ecuador ante los organismos internacionales en Ginebra.

Un grupo de países miembros y expertos invitados al encuentro expresaron su solidaridad con Cuba frente al injusto bloqueo estadounidense, mantenido desde hace más de 50 años.

Cuba ha iniciado nueva batalla en ONU contra bloqueo EEUU

Cuba inició hoy un nuevo capítulo en su incesante batalla por el levantamiento del bloqueo económico establecido de manera unilateral por Estados Unidos contra la isla desde hace más de medio siglo.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, presentó en La Habana el informe anual “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Este documento será sometido a debate y aprobación por parte de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, el próximo 3 de noviembre.

Según cifras oficiales de la nación caribeña, a precios corrientes, el valor de los daños ocasionados a la ínsula por el cerco desde su instauración, de manera oficial en 1962 por el entonces presidente John F. Kennedy, es de 100.000 millones de dólares.

El documento denuncia que Washington intensificó la persecución a actividades de empresas y transacciones financieras internacionales de Cuba, y estableció mayores represalias contra los que comercian con la nación caribeña.

Solo en 2011, las multas aplicadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, siglas en inglés) fueron por 89 millones de dólares, y en lo que va de 2012 suman 622 millones de dólares.

Detalla además el texto las consecuencias de la medida en sectores como economía, salud y educación.

Rodríguez Parrilla afirmó que la política de bloqueo es una “violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos”, que causa un daño humano “invaluable”.

El bloqueo –dijo– es sin dudas la causa principal de los problemas económicos de Cuba y el obstáculo esencial para su desarrollo económico y social.

Las autoridades cubanas sostienen que el objetivo del bloqueo es causar “hambre, desesperación y sufrimiento” al pueblo cubano que provoque una desestabilización interna que derive en el derrocamiento del sistema socialista del país.

El jefe de la diplomacia cubana añadió que el cerco también viola los derechos constitucionales y civiles del propio pueblo estadounidense, al quebrantar la libertad de viajar a Cuba e influir de manera negativa en las relaciones de intercambios sociales, históricos y científicos entre ambas naciones.

Washington decretó el bloqueo contra La Habana de manera oficial el 3 de febrero de 1962, a raíz de la agudización de las diferencias políticas surgidas con el incipiente gobierno socialista liderado por Fidel Castro.

La medida de fuerza prohíbe la importación de productos cubanos y la exportación de bienes estadounidenses a la isla.

También impide el viaje de turistas estadounidenses a la nación caribeña, el uso del dólar norteamericano por Cuba para sus transacciones y el acceso a las instituciones financieras internacionales, entre otras prohibiciones.

Las leyes Torricelli (1992) y Helms-Burton (1996) le dieron carácter extraterritorial a la sanción.

En 1992, cuando por primera vez la Asamblea General votó un documento sobre el tema, 59 países respaldaron la demanda cubana del levantamiento del cerco, tres se opusieron y 71 se abstuvieron.

Desde entonces, 20 proyectos de resolución al respecto fueron aprobados de manera abrumadora y creciente por los países miembros del organismo multilateral.

En 2011, la votación del proyecto cubano –que solo tiene carácter recomendatorio– por los países integrantes de la ONU fue de 186 a favor, dos en contra (Estados Unidos e Israel) y tres abstenciones (Micronesia, Islas Marshall y Palau).

El presidente cubano Raúl Castro, tras asumir el cargo de manera oficial en febrero de 2008, expresó en varias ocasiones su disposición a conversar con Barack Obama “de igual a igual” sobre cualquier tema para buscar soluciones a los diferendos bilaterales, pero la propuesta no tuvo acogida en Washington.

En vísperas del debate en la ONU, las autoridades cubanas confían en que el proyecto de resolución será aprobado de nuevo por amplia mayoría, pues se trata de una política “genocida” y “fracasada”, la cual “ya no tiene sentido alguno”. |Pueblo en Línea